Sala de PRENSA

La Guardia Civil ha llevado a cabo acciones en beneficio de diferentes colectivos en Cádiz, Murcia y Zamora

Guardia Civil

Cádiz, Murcia, Zamora , 30/04/2020

No existen vídeos relacionados con la noticia.

No existen audios relacionados con la noticia.

En Cádiz, la Guardia Civil en colaboración con la Oficina del Parque Natural de Los Alcornocales, ha llevado a cabo una campaña de reparto de alimentos entre los más desfavorecidos de la localidad

En Murcia los agentes han atendido  a una familia desfavorecida y a las religiosas de un convento de clausura en Cartagena

En Zamora se ha colaborado con el reparto de libros  a familias  en zonas rurales

La Guardia Civil, ha llevado a cabo diferentes acciones en beneficio de diferentes colectivos en las provincias de Cádiz, Murcia y Zamora con el reparto de alimentos, material sanitario y escolar. Se enmarca dentro de las misiones que tiene encomendadas la Institución desde que se decretara el estado de alarma.

Reparto de alimentos (Cádiz)

La Guardia Civil en colaboración con la Oficina del Parque Natural de Los Alcornocales, ha llevado a cabo en Alcalá de los Gazules, (Cádiz) una iniciativa solidaria para canalizar las ayudas que tanto empresas y particulares estaban en situación de ofrecer para paliar la situación de necesidad en decenas de familias de la comarca.

Se trata de una campaña de adquisición y reparto de alimentos, enseres de primera necesidad y medicinas, para familias que cuentan con menos recursos en la localidad, así como de personas de avanzada edad, que en estos tiempos de confinamiento y crisis sanitaria más sufren en lo económico la entrada en vigor del Estado de Alarma.

Además de este nuevo reparto, se han habilitado 5 puntos de abastecimiento de pan y gas butano para estas familias.

Por ello y tras verificar que había una serie de familias y personas de avanzada edad de la localidad que estaban pasando por apuros económicos, se puso en marcha esta iniciativa solidaria por parte de la Guardia Civil de Alcalá de los Gazules, junto a la Dirección del Parque Natural de los Alcornocales, empezando por poner dinero de su bolsillo para llevar pan y medicinas a estas personas.

Tras correrse la voz en la localidad de que esta iniciativa estaba en marcha, varias empresas y particulares, se fueron sumando, hasta poder realizar una primera compra de alimentos de primera necesidad, gas butano, enseres básicos y medicinas, manteniéndose el reparto de pan diario.

Tras realizarse el primer reparto, en el día de hoy se ha procedido al reparto de alimentos no perecederos, frescos, productos para los más pequeños y artículos de aseo y baño, dentro de esta campaña, que durará todo el tiempo que dure la crisis sanitaria del Covid-19, siempre y cuando se cuenten con recursos, lo que parece factible debido a las buenas intenciones de las personas y entidades colaboradoras.

La Guardia Civil está impulsando acciones de colaboración para reforzar la seguridad de las personas que se encuentran en situaciones de riesgo o de vulnerabilidad, mostrando a los mismos la disposición de todos los guardias civiles para el reparto de alimentos, medicamentos, así como cualquier auxilio que fuese necesario.

Para más información pueden establecer contacto con la Oficina Periférica de Comunicación de la Guardia Civil en Cádiz en el teléfono 636472330.

Reparto de alimentos (Murcia)

En Cartagena, la Guardia Civil del Servicio Marítimo Provincial tuvieron conocimiento, a través de la dirección de un centro educativo de la pedanía de Los Barreros, de las necesidades perentorias de una familia cuyos hijos cursaban estudios en el colegio, dos de los cuales, además, habían contraído el Coronavirus.

Los agentes conocieron que la familia se encontraba en una situación de extrema necesidad, por lo que se dirigieron a un establecimiento comercial del municipio para adquirir alimentos y productos de higiene. Por tal motivo, se entrevistaron con el gerente de una conocida cadena de Supermercados que, de forma altruista, colaboró añadiendo a lo que los guardias civiles ya habían comprado, otros productos para abastecer a la familia de comida y efectos de higiene para dos semanas, todo lo cual fue trasladado por los agentes hasta el domicilio familiar.

Desde las plataformas de redes sociales, tanto del colegio como de la citada mercantil, se publicaron notas de agradecimiento a la Guardia Civil.

Igualmente en la pedanía cartagenera de Tallante, en el marco de los servicios dirigidos a la protección de los colectivos más vulnerables, la Guardia Civil contactó con las religiosas de la congregación de las Carmelitas Descalzas que residen en el Monasterio de San José, sito en el paraje de Valdelentisco, para conocer sus necesidades. En el convento residen ocho monjas de clausura de avanza edad, en una zona alejada del núcleo de población.

Las religiosas expusieron que, al tratarse de un colectivo de riesgo y ante el temor a contraer el virus, no habían ido a la sucursal bancaria donde perciben su dotación mensual, por lo que carecían de dinero para hacer frente a los pagos diarios de alimentación y sustento. Valorada esta necesidad, la Guardia Civil acordó facilitar dicha tarea recogiendo la tarjeta bancaria de la congregación para realizar el reintegro del importe solicitado en la sucursal más cercana.

Los agentes han atendido las necesidades de este colectivo desplazándose, hasta en dos ocasiones desde que se dictara el estado de alarma, al convento para entregar, a manos de la madre superiora, el dinero en efectivo solicitado.

Para más información pueden establecer contacto con la Oficina Periférica de Comunicación de la Guardia Civil en Murcia en el teléfono 968242746 ó 618007249.

Reparto material escolar

Por otro lado, la Guardia Civil ha procedido en la comarca de Sayago (Zamora) a la entrega de libros a las  familias que no disponen de medios telemáticos para seguir el curso, tras solicitud  de  colaboración por parte de la dirección del colegio.

Tras la finalización presencial del curso escolar y su continuación a distancia a través de  Internet, o de textos correspondientes, se consensuó entre las diferentes  instituciones  la apertura de los centros los días 27y 28 de abril para que los padres o familiares de los alumnos que  aún tuvieran libros en los centros escolares los pudieran recoger para poder hacer uso de ellos, toda vez que a los alumnos de menor edad les resulta más complicado el seguimiento y la realización de sus tareas por medios telemáticos.

Desde la Guardia Civil, se  vigiló el cumplimiento de las medidas de seguridad a la hora de la recogida de los libros, en varios centros, así como se colaboró en la entrega  en las zonas rurales a las familias que carecían de medios para acceder a ellos.

Posteriormente, los agentes fueron informados por parte de la dirección del colegio  (CRA) de Almeida de Sayago, de la existencia de varias familias de la zona rural y dehesas de  esa comarca, que carecían de medios de seguimiento informático del  curso por lo que la dirección del colegio solicitó  al Puesto de la Guardia Civil de Bermillo de Sayago, la colaboración para entregar a varias familias libros de texto para alguno de sus alumnos  y que estos pudieran continuar con su educación desde su domicilio.

Para más información pueden establecer contacto con la Oficina Periférica de Comunicación de la Guardia Civil en Zamora en el teléfono 980521600 ext 815 ó 669823354.

El Ministerio en Twitter
@interiorgob