Sala de PRENSA

El Consejo de Seguridad Nacional aprueba la Estrategia Nacional de Protección Civil

Madrid, 12/04/2019

Se trata de la primera vez que nuestro país podrá contar con una Estrategia Nacional en el ámbito de la Protección Civil, cumpliendo así con uno de los desarrollos pendientes de la Ley 17/2015.

El Consejo de Seguridad Nacional ha aprobado hoy la primera Estrategia Nacional en el ámbito de la Protección Civil.

Esta Estrategia establece unas líneas de acción que abarcan todo el ciclo de gestión de las emergencias: anticipación, prevención, planeamiento, respuesta y recuperación, estableciendo para cada fase distintas líneas de actuación prioritarias que sirvan para dar respuesta a los nuevos desafíos.

En la presentación de la Estrategia en el Consejo de Seguridad Nacional, presidido por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha destacado la participación de diversos actores en la elaboración del documento y el consenso logrado en el resultado final.

"El primer borrador de esta Estrategia, fue elaborado por un grupo de trabajo que contó con la valiosísima participación del Departamento de Seguridad Nacional, para asegurarnos la coherencia con el Sistema de Seguridad Nacional que ordena la adaptación al mismo del ‘Sistema Nacional de Protección Civil como instrumento integrador de todas las capacidades de España para gestionar la respuesta ante emergencias y catástrofes", ha destacado Grande-Marlaska.

El contenido de la Estrategia ha tenido en cuenta elementos novedosos en el ámbito de la seguridad pública con el fin de incorporar una perspectiva basada en la seguridad humana, que sitúa a los individuos como referentes centrales de su acción, ampliando el espectro de amenazas o riesgos que le afectan.

En concreto, se han tenido en cuenta una serie de factores transversales:

  • El cambio climático como factor potenciador de todos los riesgos.
  • La situación y evolución demográfica.
  • La ordenación del territorio y la situación los usos del suelo.
  • La necesidad de prestar atención a las situaciones de especial vulnerabilidad ante las emergencias y catástrofes por razones de índole social o personal.

Finalmente, la Estrategia prevé un órgano para su seguimiento y evaluación y establece los plazos o circunstancias en los que debe ser revisada.

Estructura de la Estrategia

El documento se estructura en cinco capítulos:

En el primer capítulo se describe el contexto global de la seguridad frente a emergencias y  catástrofes, con una descripción de los factores de vulnerabilidad. Igualmente, se exponen los medios y recursos nacionales para hacer frente a estos riesgos y catástrofes, así como el contexto de organismos internacionales en los que participa España (Mecanismo de Protección Civil de la UE, Naciones Unidas, Marco de Sendai).

El segundo capítulo describe la Estrategia de Seguridad Nacional, sus principales componentes, y la estructura y funciones del Consejo de Seguridad Nacional.  Además, se detallan los contenidos de la Estrategia de Seguridad Nacional y del Sistema Nacional de Protección Civil como parte integrante de la misma.

En el tercer capítulo se describen los principales riesgos y amenazas para la protección civil española. Además, se identifican determinados factores transversales potenciadores del riesgo: el cambio climático, la ordenación territorial, la degradación del medio ambiente, y otros de carácter socioeconómico y demográfico, como la existencia de colectivos especialmente vulnerables. Los principales riesgos que considera la Estrategia Nacional de Protección Civil en nuestro país son los siguientes: inundaciones, incendios forestales, terremotos y maremotos, volcánico, fenómenos meteorológicos adversos, accidentes a causa del almacenamiento de sustancias radiológicas, químicas, nucleares y radiactivas, transporte terrestre de mercancías peligrosas y el riesgo nuclear y radiológico. Para cada uno de ellos se han identificado factores potenciadores del riesgo, los instrumentos normativos y de gestión existentes para hacerles frente, y las actuaciones prioritarias.

En el capítulo cuarto se reproducen las Líneas de Acción Estratégicas de la Estrategia de Seguridad Nacional. Estas líneas son las siguientes:

  1. Impulsar el desarrollo normativo de la Ley 17/2015, promoviendo la elaboración de los correspondientes planes de protección civil, y en particular, la adopción de un Plan General Estatal de Protección Civil, que guarde coherencia con las estrategias existentes para la adaptación al cambio climático.
  2. Fortalecer los vínculos entre los distintos planes de protección civil ante los diferentes tipos de riesgos y los instrumentos de planificación para la ordenación del territorio, uso del suelo y desarrollo urbanístico. 
  3. Desarrollar e implementar las redes nacionales de información y alerta de protección civil.
  4. Mejorar las herramientas de coordinación entre las diferentes administraciones públicas, así como los mecanismos de participación y colaboración con ciudadanos, empresas y sociedad civil organizada.
  5. Renovar los instrumentos de recuperación post-emergencia, con un enfoque basado en el fortalecimiento de una sociedad cada vez más resiliente frente a las emergencias y catástrofes.
  6. Mejorar la atención a las personas en situación de especial vulnerabilidad por razones sociales y/o personales, considerando esta variable tanto en la elaboración de los protocolos de actuación, como en la formación de los intervinientes y en los procedimientos de comunicación pública ante situaciones de emergencia.
  7. Impulsar la coordinación de las políticas de comunicación pública ante situaciones de emergencia o catástrofe, reforzando los canales y protocolos de comunicación.
  8. Fortalecer las políticas de educación, formación y autoprotección de los ciudadanos, promoviendo una cultura preventiva.
  9. Potenciar la cooperación internacional, y el desarrollo de actuaciones dirigidas a dar cumplimiento a los compromisos de España en el marco europeo y global, así como la participación en la acción exterior del Estado.
  10. Avanzar hacia la interoperabilidad de los centros de coordinación operativa y las capacidades de intervención a nivel nacional. Entre otras acciones, es preciso desarrollar el Plan Nacional de Interconexión previsto en la Ley 17/2015, y facilitar una formación básica común para los profesionales de las unidades de intervención de cualquier titularidad, con el fin de mejorar las posibilidades de una eficaz colaboración en la respuesta conjunta a las emergencias
  11. Fomentar el desarrollo de nuevas herramientas predictivas de detección de materialización de riesgos naturales.
  12. Promover la realización de ejercicios y simulacros en el ámbito nacional e internacional.

En el quinto capítulo se establece el plazo de revisión y se crea el órgano de seguimiento y evaluación.

La revisión se efectuará cada cinco años o cuando así lo aconsejen las modificaciones de la Estrategia de Seguridad Nacional.

Para el seguimiento y evaluación del grado de desarrollo de los objetivos y Líneas de Acción se crea un Comité Técnico de Seguimiento presidido por el titular de la Subsecretaría del Interior y en el que estarán representados todos los departamentos ministeriales y organismos estatales que forman parte del Consejo Nacional de Protección Civil.

El Ministerio en Twitter
@interiorgob