Sala de PRENSA

Desarticulada una organización de traficantes de drogas que utilizaba un helicóptero "Allouette" para el transporte de hachís

Policia

madrid, 19/04/2000

Agentes de la UDYCO (Unidad contra la Droga y Crimen Organizado) adscritos a las Comisarías de Policía de Málaga, Vélez-Málaga y a la Jefatura Superior de Policía de Sevilla, han desarticulado una red de tráfico organizado de hachís, que utilizaba un helicóptero para el transporte de la sustancia estupefacientes desde Marruecos a España.

En la operación policial han sido detenidos, Jaime S.M., de 40 años, Gregorio F.A., de 41 años, Fernando M.G., de 29 años, Manuel G.E., de 46 años, Rafael S.M. de 44 años, y Rosario V.L., de 38.

Los policías intervinieron, asimismo, CUATROCIEN-TOS TREINTA Y CINCO KILOGRAMOS de hachís, un helicóptero "Allouette" utilizado para el transporte, un camión-remolque, cuatro turismos de lujo, seis teléfonos móviles y un G.P.S. (localizador geográfico vía satélite).

Desarrollo de la operación.

Las investigaciones iniciadas hace seis meses determinaron la identidad de los componentes de la organización, y las misiones que cada cual tenía dentro de la misma. El piloto del aparato era ser Jaime S.M.; el mecánico Gregorio F.A., ambos residentes en Barcelona. Fernando M.G., con domicilio en Vélez-Málaga, es el propietario y conductor del camión que transportó el aparato desde Calaf (Barcelona) hasta Sevilla y Málaga y desde ésta última ciudad hasta Pedrera (Sevilla), donde finalmente se decidió iniciar el vuelo, con destino a Marruecos para cargar la mercancía.

Los integrantes de la red escogieron como lugar de aterrizaje una zona comprendida entre Sierra Yeguas y Pedrera, en el límite de las provincias de Málaga y Sevilla. La droga una vez transportada desde Marruecos sería retirada por Manuel G.E., residente en Ecija (Sevilla) ayudado por dos porteadores, Rafael S.M. y Rosario V.L., ambos vecinos de Palma del Río (Córdoba).

La mayor dificultad encontrada en un primer momento por los agentes del Cuerpo Nacional de Policía fue poder determinar tanto el lugar de despegue como el del aterrizaje y el procedimiento utilizado para el depósito de la droga en tierra o sobre el mar, ríos, etc., dada la versatilidad del medio empleado.

El traslado del autogiro de un lugar a otro se efectuaba en el interior de un potente camión-trailer para dificultar los posibles seguimientos policiales.

La elección por los traficantes de un lugar para sus operaciones en una zona rústica ha sido otro de los aspectos que dificultaban el operativo policial, ya que ampliaba las posibilidades de actuación de los narcotraficantes.

Filmación en vídeo de las operaciones.

Los investigadores recogieron en vídeo, en la mañana de ayer día 18, a las siete horas, el despegue del helicóptero con destino a Marruecos. El aparto regresó tres horas más tarde cargado de hachís, depositando la mercancía en una zona previamente definida. Allí aguardaban los porteadores a bordo de tres turismos, donde rápidamente introdujeron los fardos de hachís. Tras esta operación, el aparato levantó vuelo y se dirigió a unos 15 kms. de distancia donde el camión-remolque le esperaba.

Todos estos movimientos eran controlados por un helicóptero del Cuerpo Nacional de Policía, sobrevolando a gran altura. Los pilotos informaban a los agentes que estaban en tierra, quienes a su vez, realizaban el seguimiento del resto de los miembros del grupo, permitiendo de esta manera la detención de los ocupantes de tres vehículos con doce fardos de hachís.

Al mismo tiempo, en el instante en el que el helicóptero de los traficantes tomó tierra junto al camión, se procedió al arresto del piloto y conductor de ese vehículo, así como a la intervención de un fardo de hachís que se ocultaba en el interior del aparato.

Un método de transporte nuevo y sofisticado.

Hay que destacar la novedad que supone la utilización de este medio aéreo que es empleado por los traficantes de droga en ocasiones puntuales en nuestro país, tanto por su autonomía, ya que no necesita una pista especial para sus despegues y aterrizajes, como por lo costoso del sistema.

Con respecto al helicóptero se ha podido determinar que Jaime S.M. lo introdujo desde Montpelier (Francia) hasta Calaf, ocultándolo en el Campo de Aviación de San Pedro de Sallavinera.

El camión marca Iveco, propiedad de Fernando M.G., está dotado de un remolque-góndola preparado con un dispositivo de tracción que permite a través de una rampa, izar a bordo del mismo el aparato, al que previamente se desmontaban las palas, quedando así completamente camuflado en su interior.

Además del helicóptero, la sustancia estupefaciente, el camión marca Iveco con su góndola especial y los tres turismos, se intervinieron un coche de lujo, seis teléfonos móviles, y un G.P.S.

Jaime S.M. ha sido detenido con anterioridad por estafa y falsificación de documentos; Rosario V.L. fue arrestada por tráfico de estupefacientes; Rafael S.M., ha sido detenido en dos ocasiones por tráfico de estupefacientes y Gregorio F.A., por agresión sexual y por tráfico de drogas.

El Ministerio en Twitter
@interiorgob