Sala de PRENSA

En el primer semestre de 2015 todos los policías que patrullen la calle estarán dotados de chaleco antibala y anticuchillo

Cuerpo Nacional de Policía

Madrid, 09/12/2014

La Dirección General de la Policía regulará el uso de los chalecos para todos los policías de seguridad ciudadana

En total se entregarán 21.126 chalecos en menos de tres años con un coste de 6,5 millones de euros

Hasta la fecha, la Policía Nacional ha entregado ya unos 13.000 chalecos de uso individualizado y, antes de que finalice el año, se distribuirá otra partida de 2.200 unidades

El objetivo es dotar a todos los agentes con funciones de seguridad ciudadana de este medio de protección que protege ante el impacto de proyectiles y armas blancas y aúna eficacia, discreción y comodidad

Este elemento de protección de uso interno está confeccionado por un conjunto de láminas de fibras sintéticas de alta resistencia que mantienen sus propiedades entre los 100ºC y los -30ºC y cuyo peso varía entre 1,3 kg  y 1,7 kg dependiendo de su talla

La Dirección General de la Policía terminará durante el primer semestre del próximo año la entrega de 21.126 chalecos antibala y anticuchillo iniciada en 2013. Con ello se logrará que todos los policías que patrullen la calle estén dotados de este elemento de protección cuyo uso se regulará para los agentes de seguridad ciudadana. La idea es que antes de que finalice este año, todos los agentes de las Unidades de Prevención y Reacción dispongan de estos chalecos. Hasta la fecha se han repartido ya casi 13.000 unidades, a las que hay que sumar otra partida de 2.200 chalecos que serán entregados antes de que finalice este año.

El nuevo elemento de protección individual ante el impacto de proyectiles y armas blancas aúna eficacia, discreción y comodidad, garantizando la protección y disponiendo de la flexibilidad necesaria para ser utilizado en vehículos y en operaciones con armas.  En total, en menos de tres años se habrán distribuido 21.126 nuevos chalecos con un coste de 6,5 millones de euros.

En 2011 existían 7.588 chalecos de uso externo, 5.392 de uso interno y 1.135 chalecos antibala y anticuchillo de uso individualizado. A estas existencias hay que sumar ahora las entregadas hasta la fecha con el nuevo plan de dotación individual de este sistema de protección. Desde 2013 hasta hoy se han repartido casi 13.000 nuevos chalecos de uso individualizado en todo el territorio nacional a los Grupos de Atención al Ciudadano, Grupos Operativos de Respuesta, Unidades de Prevención y Reacción, Brigadas Móviles, Protecciones Dinámicas y Traslados de Detenidos. Además, la semana pasada se acaba de recepcionar una nueva partida de 2.200 chalecos para su inmediata distribución antes de que finalice el año. Durante el próximo 2015 se continuará la distribución de estos elementos de protección, quedando pendiente la entrega de unas 6.600 unidades.

Mayor proteccción y menor peso

Este tipo de chaleco  está  formado por un conjunto de láminas a base de fibras sintéticas de alta resistencia y tenacidad de base aramida e hidrofugadas. Las fibras que conforman el paquete balístico son resistentes al calor, al frío y al agua, manteniendo sus propiedades entre los 100 ºC y -30 ºC. Además son resistentes al fuego y no comenzarán a carbonizarse antes de los 200 ºC.

Compatible con el máximo nivel de protección ante distintos calibres, cuchillas y punzones, también se ha buscado lograr el menor peso posible. Los chalecos adquiridos pesan entre 1,3 kg y 1,7 kg dependiendo de la talla.

Los chalecos van destinados en su totalidad a los agentes operativos que realizan su servicio cotidiano en situaciones en las que se estima una posibilidad elevada de agresiones imprevisibles. Ignacio Cosidó ha asegurado que "es necesario que los policías se sientan seguros para ofrecer un servicio de seguridad al ciudadano. La seguridad de los policías es una prioridad máxima para la Dirección General de la Policía. Así los demuestra los más de 20 mil chalecos antibala y anticuchillo adquiridos entre 2013 y 2015 en un momento de grave crisis económica y restricción presupuestaria. Nuestro compromiso es seguir trabajando en el futuro para continuar mejorando la seguridad de todos los policías nacionales".  Por ello se distribuirán a miembros de las distintas unidades de Seguridad Ciudadana, tanto a nivel central como periférico y se regulará su uso.

El Ministerio en Twitter
@interiorgob