Sala de PRENSA

El ministro del Interior destaca ante expertos en Inteligencia de 19 países la importancia de la cooperación internacional para combatir la amenaza global del terrorismo yihadista

Ministerio del Interior

Madrid, 23/04/2015

No existen vídeos relacionados con la noticia.

No existen audios relacionados con la noticia.

Jorge Fernández Díaz ha inaugurado hoy la Reunión de Directores y Responsables de Centros de Coordinación contra el Terrorismo, conocido como Grupo de Madrid

"España está y quiere permanecer en la vanguardia de la lucha contra el yihadismo, y para ello aporta sus capacidades en materia de análisis y su experiencia, sus estructuras y órganos, como el CITCO, y su mayor compromiso político", ha afirmado

El ministro del Interior ha dicho que "España ha hecho o está haciendo sus deberes y ya está adoptando medidas alineadas con las iniciativas adoptadas en el ámbito internacional"

"Situaciones como las de Libia, en la que un estado fallido, con una actividad terrorista descontrolada, lleva a desencadenar una gran oleada de inmigración, son prueba de la necesidad de dotarse de capacidades en inteligencia que permitan advertir, además de los riesgos del terrorismo, implicaciones indirectas en el campo humanitario", ha subrayado

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha inaugurado hoy, en Madrid, la Reunión de Directores y Responsables de Centros de Coordinación contra el Terrorismo, conocido como Grupo de Madrid, en la que se analizará durante dos días la situación del terrorismo yihadista.

La reunión del Grupo de Madrid, organizada por el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO), cuenta con la asistencia de delegaciones de 19 países. Y también participan representantes de organismo multinacionales como la Oficina Europea de Policía (Europol), la Organización Internacional de Policía Criminal-INTERPOL, la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) y el Centro de Análisis de Inteligencia de la Unión Europea (INTCEN).

En su discurso de inauguración, el ministro del Interior ha destacado en primer lugar "el papel que desempeñan los centros y agencias dedicadas al análisis de inteligencia y a la prospectiva, disciplinas que resultan primordiales para conocer y anticiparse a amenazas como la terrorista, así como para facilitar la toma de decisiones ya sea en el nivel político, en el estratégico o el operativo".

A continuación, Fernández Díaz ha explicado a los asistentes el motivo esencial que llevó a la creación del CITCO: "Coordinar las acciones nacionales contra las dos manifestaciones más graves que amenazan a nuestra seguridad, el terrorismo y el crimen organizado. Ambas amenazas, separadas por una tenue línea, están experimentando –ha indicado- una progresiva superposición en sus acciones y manifestaciones, como lo demuestran las más 200 conexiones entre terrorismo y crimen organizado que han quedado acreditadas tras distintas investigaciones. Todo ello nos aconsejó fusionar en un mismo órgano las funciones que hasta entonces se desarrollaban por dos centros diferenciados".

Mensaje optimista

El ministro del Interior, tras subrayar que "hoy podemos decir que ETA ya es un episodio de nuestra historia y que no forma parte de nuestro futuro", ha puesto el foco en el terrorismo yihadista, "que se funda – ha dicho- en el odio a occidente y a los valores democráticos y libertades propios de nuestras sociedades. El nacimiento del DAESH, su implantación inicial en Siria e Irak, y su influencia y expansión hacia otros territorios en el norte de África, es un hecho que debe preocuparnos. Además, su aparato mediático y de propaganda, con uso preferente de Internet y las redes sociales, se traduce en la actuación de células que realizan, cada vez con mayor frecuencias, ataques en nuestros países contra nuestros ciudadanos y contra nuestros intereses". A esta situación ha añadido el desplazamiento de miles de personas, muchos de ellos europeos, hacia territorios con conflictos abiertos (Siria, Irak y Mali, principalmente) para unirse a las filas de los yihadistas.

Fernández Díaz, que ha recordado los atentados yihadistas cometidos en suelo español, ha lanzado en su intervención un mensaje "optimista basado en nuestra experiencia, la cual, nos ha enseñado que es posible acabar con el terrorismo y la radicalización, sabiendo que, al tratarse de una amenaza global, se precisa de respuestas compartidas y acordadas en el contexto de la más estrecha cooperación internacional". "Por todo ello –ha añadido-, España está y quiere permanecer en la vanguardia de la lucha contra el yihadismo, particularmente aportando sus capacidades en materia de análisis y prospectiva; para ello aportará su experiencia, sus estructuras y órganos, como el CITCO, y su mayor compromiso político".

En este contexto, el ministro del Interior ha recordado que en España se han desarrollado desde 2004, 122 operaciones contra el terrorismo internacional, con un total de 566 detenidos. "Gracias a la excelente labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, las detenciones han aumentado, de forma que, en los cuatro primeros meses de 2015, se ha detenido a 42 terroristas. Sabemos, además, que 115 yihadistas se han desplazado desde España a zonas de conflicto y que 14 han regresado, de los cuales 9 están en prisión y 5 en libertad".

Iniciativas tomadas en esta legislatura

Además de la actividad operativa, en la que el CITCO desempeña un papel coordinador fundamental, el ministro del Interior ha resaltado las medidas de carácter político y legislativo desarrolladas a lo largo de esta legislatura. Se ha referido al Pacto de Estado antiyihadista, que ha conllevado la reforma del Código Penal, y al Plan Estratégico Nacional de Lucha Contra la Radicalización Violenta. "Estas iniciativas –ha dicho- se hacen siguiendo los dictados compartidos por la comunidad internacional; España ha hecho o está haciendo sus deberes y ya está adoptando medidas alineadas con las iniciativas adoptadas en el ámbito internacional. Esta actuación se desarrolla en cuatro áreas: controles documentales en las fronteras exteriores, mejora de las capacidades para la lucha contra la radicalización en internet, lucha contra el tráfico ilícito de armas de fuego y mejora del intercambio de información".

Por último, el ministro del Interior ha dicho que "situaciones como las de Libia, en la que un estado fallido y descompuesto, con una actividad terrorista descontrolada, lleva a desencadenar una gran oleada de inmigración hacia Europa, son prueba de la necesidad de dotarse de capacidades en inteligencia, análisis y prospectiva, que permitan advertir, además de los riesgos del terrorismo, implicaciones indirectas en el campo humanitario".

El Ministerio en Twitter
@interiorgob