Sala de PRENSA

La Policía Nacional identifica a Antoine Denevi como el responsable de la red criminal que suministró armas y municiones de guerra al terrorista francés Amedy Coulibaly, autor de los atentados de París

Ministerio del Interior

Rincón de la Victoria (Málaga), 13/04/2016

No existen vídeos relacionados con la noticia.

No existen audios relacionados con la noticia.

Operación policial llevada a cabo conjuntamente por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional y la Policía Judicial francesa

Antoine Denevi, de 27 años, nacido en Sainte Catherine, Departamento de Paso de Calais (Francia), ha sido identificado como el responsable de la red criminal que suministró armas y municiones de guerra al terrorista francés Amedy Coulibaly, autor de los atentados de París del 8 y 9 de enero de 2015

El terrorista francés Amedy Coulibaly había visitado España días antes de llevar a cabo sus acciones terroristas para acompañar a su pareja sentimental al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas para que ésta tomara un vuelo hacia Estambul (Turquía) con la finalidad de llegar a Siria donde se encuentra integrada plenamente en la estructura operativa en la organización terrorista DAESH

En esta operación se han detenido a otras dos personas más, de nacionalidad serbia y montenegrina, relacionados con el tráfico de armas

Agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional conjuntamente con la Policía Judicial francesa y en colaboración con la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional de Málaga, detuvieron ayer en Rincón de la Victoria (Málaga) al ciudadano francés Antoine Denevi, en virtud de una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) emitida por las autoridades judiciales francesas.

Antoine Denevi, de 27 años, nacido en Sainte Catherine, Departamento de Paso de Calais (Francia), ha sido identificado como el responsable de la red criminal que suministró armas y municiones de guerra al terrorista francés Amedy Coulibaly, autor de los atentados de París del 8 y 9 de enero de 2015.

El terrorista francés Amedy Coulibaly, combatiente del DAESH, disparó a dos agentes de la Policía Municipal en Montrouge, en la periferia de París, resultando uno de ellos muerto y el otro herido, y dándose posteriormente a la fuga.

Al día siguiente, 9 de enero, Coulibaly accedió fuertemente armado en el supermercado "Hyper Cacher" de París, tomando como rehenes a varias personas que se encontraban en su interior y asesinando a cuatro personas e hiriendo a otros cuatro gravemente. Finalmente, las fuerzas especiales francesas asaltaron el lugar abatiendo a Amedy Coulibaly.

Antes de llevar a cabo sus acciones terroristas, Coulibaly se había provisto de armas y explosivos suficientes para que éstas fueran eficientes y exitosas. Cuando fue abatido, se encontraba en posesión de dos fusiles de asalto AK 47, dos pistolas semiautomáticas y un cuchillo de combate. Además, en el lugar, se encontraron también 20 cartuchos de dinamita industrial, dos mechas lentas y dos detonadores.

El terrorista francés había visitado España días antes de llevar a cabo sus acciones terroristas para acompañar a su pareja sentimental al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas para que ésta tomara un vuelo hacia Estambul (Turquía) con la finalidad de llegar a Siria donde se encuentra integrada plenamente en la estructura operativa en la organización terrorista DAESH.

Tras este viaje a España, Amedy Coulibaly regresó a Francia con la firme intención de llevar a cabo tantas acciones terroristas como le fuera posible, asumiendo su entrega total en este proceso, tal y como quedó patente en los atentados que llevó a cabo en París.

De la investigación llevada a cabo en Francia y que ahora culmina en territorio español, se ha podido determinar que el traficante de armas detenido abandonó Francia semanas después de los atentados de París para eludir la acción policial y se instaló en la provincia de Málaga desde donde continuaba con sus actividades ilícitas haciendo uso de una documentación falsa. Además, se ha podido determinar que las actividades del detenido estaban relacionadas con individuos de origen serbio, quienes podrían haber facilitado su acceso a armas y municiones.

En el registro domiciliario han sido intervenidos diferentes documentos falsos utilizados por el detenido, un pasaporte europeo válido de otra persona, así como numerosos efectos informáticos que están siendo estudiados. Junto con el citado, en su mismo domicilio y debido a la ilicitud de algunos de los efectos hallados, fueron detenidas dos personas más de nacionalidad serbia y montenegrina.

El proceso de cooperación judicial entre España y Francia se ha realizado entre el Juzgado de Primera Instancia de Lille (Francia) y el Juzgado de Instrucción, Número Cuatro, de Torremolinos (Málaga), en base al Procedimiento de Auxilio Judicial Europeo.

Esta operación es fruto de la excelente colaboración entre los servicios policiales y judiciales españoles y franceses, especialmente, en lo referido a la lucha contra el terrorismo yihadista y cualquier otra forma delincuencial que facilite sus actividades.

El detenido, Antoine Denive, de nacionalidad francesa, ha sido puesto a disposición del Juzgado Central de Instrucción, Número 6, de la Audiencia Nacional.

El Ministerio en Twitter
@interiorgob