Sala de PRENSA

La Policía Nacional detiene en San Sebastián a un presunto terrorista yihadista que lideraba una célula de captación y envío de combatientes extranjeros a Turquía donde recibían instrucciones de DAESH para cometer atentados en Europa

Ministerio del Interior

San Sebastián (Guipúzcoa), 16/01/2017

No existen imágenes relacionadas con la noticia.

No existen audios relacionados con la noticia.

Lucha contra el terrorismo

Operación realizada por la Comisaría General de Información de la Policía Nacional en colaboración con la Brigada Provincial de Información de San Sebastián (Guipúzcoa)
 
El detenido hoy en San Sebastián era muy activo a la hora de captar nuevos integrantes y no dudaba en acercarse a jóvenes en riesgo de exclusión social, fácilmente influenciables y emocionalmente inestables, aprovechando además su condición de profesor de boxeo para ganarse su confianza

La peligrosidad e importancia del detenido hoy en San Sebastián en  la estructura de DAESH quedó acreditada tras establecerse su conexión con un tercer miembro de la célula, arrestado el pasado 20 de noviembre en Estrasburgo por las autoridades francesas

Desde 2015, año en el que el Ministerio del Interior elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA-4), las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a un total de 181 terroristas yihadistas

Descarga de imágenes de vídeo de la operación

Agentes de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional en colaboración con la Brigada Provincial de Información de San Sebastián, han detenido hoy en San Sebastián (Guipúzcoa) a un presunto terrorista yihadista de nacionalidad marroquí y residente en España que lideraba una célula de captación y envío de combatientes extranjeros a Turquía, donde recibían instrucciones de la organización terrorista DAESH para atentar posteriormente en territorio europeo.

El detenido se encontraba integrado en la estructura operativa de DAESH, y realizaba labores de captación y adoctrinamiento desde 2010 tanto en el plano físico como a través de Internet. Su militancia quedó acreditada de forma expresa en las redes sociales donde realizaba un "llamamiento a hacer la Yihad" y reiteraba la "necesidad de unirse a la organización terrorista", instando a emprender el viaje a zonas de conflicto.

El detenido hoy en San Sebastián era muy activo a la hora de captar nuevos integrantes y no dudaba en acercarse a jóvenes en riesgo de exclusión social, fácilmente influenciables y emocionalmente inestables, aprovechando además su condición de profesor de boxeo para ganarse su confianza.

El líder de la célula tenía encomendada la labor de captación, adoctrinamiento y envío de combatientes extranjeros a Turquía donde recibían instrucciones precisas del entramado exterior de DAESH para cometer atentados en Europa. El detenido comenzó a compartir piso con otro de los integrantes del grupo que, hasta ese momento, no había mostrado ningún signo de comportamiento radical pero que, tras cinco meses de convivencia, comenzó a exhibir en redes sociales contenidos vinculados a DAESH, iniciando así una etapa de adoctrinamiento bajo la dirección del arrestado.

En su última fase de radicalización, este segundo miembro del grupo dejó de asistir a clases y limitó su relación social al detenido, que le dio instrucciones para viajar de Guipúzcoa a Turquía y le envió dinero para su estancia en ese país. Finalmente, éste, tras una orden emitida por España, fue detenido en Marruecos donde manifestó que había recibido un pendrive de la organización terrorista DAESH con diferentes instrucciones.

La peligrosidad e importancia del detenido hoy en San Sebastián dentro de la estructura de DAESH quedó acreditada tras establecerse su conexión con un tercer miembro de la célula, arrestado el pasado 20 de noviembre de 2016 en Estrasburgo por las autoridades francesas.

Los investigadores comprobaron que los tres componentes del grupo terrorista habían coincidido en el mismo periodo de tiempo en San Sebastián (Guipúzcoa) y que entre ellos se habrían prestado soporte económico.

La estrategia de la Comisaría General de Información de la Policía Nacional se enmarca en la línea de neutralización de las amenazas recientemente difundidas por DAESH, centradas en potenciar las acciones en territorio europeo a través de células o terroristas individuales, singularmente, retornados del conflicto yihadista.

La operación se ha realizado en colaboración con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y la Dirección General de la Vigilancia del Territorio (DGST) de Marruecos, lo que pone una vez más de manifiesto la excelente cooperación a nivel nacional e internacional, como pieza clave en la lucha contra la principal amenaza en materia de seguridad: el terrorismo yihadista.

La operación se ha desarrollado bajo la supervisión del Juzgado Central de Instrucción, Número 5, de la Audiencia Nacional y bajo la coordinación de la Fiscalía de la Audiencia Nacional.

Desde 2015, año en el que el Ministerio del Interior elevó a 4 el Nivel de Alerta Antiterrorista (NAA-4), las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad han detenido a un total de 181 terroristas yihadistas.

El Ministerio del Interior recuerda que, a través de la iniciativa STOP RADICALISMOS, los ciudadanos pueden colaborar a través de una serie de canales a su disposición para que, de forma confidencial y segura, notifiquen a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad aquellos posibles casos de radicalización en su entorno a través de la página web www.stop-radicalismos.es, la aplicación móvil de alertas de seguridad ciudadana Alertcops y el teléfono gratuito 900 822 066.

El Ministerio en Twitter
@interiorgob