Servicios al CIUDADANO

Prevenciones ante delitos de odio

En aquellos supuestos en los que usted pueda haber sido víctima o conoce la existencia de un "delito de odio", se recomienda, y resulta importante en la lucha contra la discriminación o la exclusión,  que adecue su conducta a los siguientes consejos:

  • Denuncie el incidente ante la Guardia Civil o la Policía Nacional, lo antes posible. Porte un documento de identidad que acredite sus datos personales.
  • Facilite información detallada sobre los hechos sufridos o de los que ha sido testigo, así como del autor/es del acto, lugar, testigos presenciales, etc.
  • Describa de forma literal las palabras y expresiones proferidas por el autor/es.
  • Si considera que el incidente está motivado por su raza, religión, nacionalidad, cultura, orientación sexual, discapacidad, etc. señale tal circunstancia al efectuar la denuncia, y la razón de dicha conclusión (expresiones, etc.)
  • Detalle, con la mayor precisión posible, datos sobre cualquier marca, símbolo, anagrama, distintivo, tatuaje, o vestimenta del autor/es de los hechos.
  • Si ha sido objeto de alguna lesión, por leve que sea, acuda a un centro sanitario y solicite un informe médico, para adjuntarlo a la denuncia.
  • Solicite un intérprete, si usted no comprende el idioma o se expresa mediante el lenguaje de signos.
  • Después del incidente, si no va a realizar la denuncia de forma inmediata, se recomienda que anote o grabe toda la información sobre el mismo. Ello permitirá, a la hora de plasmar los hechos en la denuncia, que se recojan todos los extremos con el mayor detalle y exactitud posibles.
  • La Policía Nacional o la Guardia Civil, le informarán de sus derechos y deberes como víctimas de "delitos de odio".