Prentsa-ARETOA

Un grupo delictivo obtuvo mercancías de forma fraudulenta por importe de veinte millones de pesetas, estafando a varias distribuidoras de alimentación de la capital Gran Canaria

Policia

madrid, 18/04/2000

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la Jefatura Superior de Canarias, adscritos a la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO), han arrestado a cuatro personas como autoras de un delito de estafa y receptación, mediante el popular timo conocido dentro del ámbito mercantil como "El Nazareno". Tres empresas distribuidoras han sido defraudadas en una cantidad aproximada a unos veinte millones de pesetas, si bien el número de perjudicados puede ser mayor.

Las investigaciones se iniciaron a raíz de una denuncia formulada por una empresa distribuidora de productos de alimentación de Las Palmas de Gran Canaria, a comienzos del pasado mes de marzo, contra el administrador único de "D.C.P. Equipamientos y Servicios S.L.". Éste había adquirido una serie de productos, por valor de seis millones de pesetas, bajo promesas de pago mediante efectos cambiarios que, una vez llegado su vencimiento, resultaron fallidos al ser cargados contra cuentas bancarias inactivas, comprobándose posteriormente que la mercancía adquirida por este procedimiento había sido revendida a mitad de precio.

El timo del nazareno

Consiste en el establecimiento de una empresa mercantil, preferentemente una sociedad de responsabilidad limitada, que comienza a efectuar compras a diversos proveedores, abonando en un principio las primeras adquisiciones en efectivo, hasta que se consigue obtener la confianza de aquellos. A partir de ese instante se realizan compras de mayor cuantía, utilizando como forma de pago letras de cambio y pagarés, domiciliados contra cuentas bancarias sin actividad, mientras que la mercancía, antes de la fecha del vencimiento de su pago, es revendida a mitad del precio, resultando impagados los efectos al ser presentados al cobro.

La denominación de timo del nazareno procede de la "cola" de deudores que provoca este tipo de estafas, que, al igual que los penitentes, acuden a las entidades bancarias a intentar hacer efectivos los pagarés y letras librados por los presuntos estafadores.

Por lo que respecta a este caso, los agentes policiales encargados de la investigación pudieron comprobar que la sociedad limitada utilizada para efectuar las compras, había sido recientemente adquirida, encontrándose inactiva desde hacía tiempo. Era utilizada como instrumento para diluir la responsabilidad derivada del ilícito proceder y acercar la misma a la vía civil, de forma que los accionistas de la misma sólo fueran responsables por el capital aportado, quinientas mil pesetas, cuando el verdadero responsable del entramado - administrador único- y las personas que, de acuerdo con él, distribuían la mercancía adquirida a mitad de precio, quedaran al margen de cualquier responsabilidad.

Detenidos

  • Pedro María Y.L., de 61 años, como principal responsable de la estafa.
  • Rafael R.M., de 51 años, que había sido detenido en dos ocasiones anteriores.
  • Domingo B.G., de 48 años, con cinco detenciones, ambos como colaboradores del anterior. Éste tenía, asimismo, interesada una orden de busca, detención y presentación dictada por un Juzgado de Instrucción de Santa Cruz de Tenerife.
  • Antonio A.P., de 64 años, como uno de los receptadores que adquirió la mercancía a los anteriores, con conocimiento de su ilícita procedencia.

Los policías descubrieron otras dos empresas víctimas del mismo proceder, ascendiendo el total de lo estafado a unos VEINTE MILLONES DE PESETAS.

Para más información Gabinete de Prensa de la Jefatura Superior de Policía de Las Palmas, teléfono 928 36 11 66 - 13 66

El Ministerio en Twitter
@interiorgob