Prentsa-ARETOA

El Ministerio del Interior pone en marcha un nuevo proyecto para mejorar la atención que reciben las víctimas de delitos de odio

Ministerio del Interior

Madrid, 15/03/2017

Se trata de un cuestionario encaminado a obtener una radiografía lo más exhaustiva posible de todas las conductas discriminatorias que tengan lugar en nuestro país

La encuesta se ha elaborado con la colaboración de las asociaciones de ayuda a las víctimas, que también facilitarán su difusión entre quienes hayan sufrido algún acto discriminatorio

De la información obtenida se realizará un análisis que permitirá la elaboración de un estudio criminológico y se extraerán conclusiones dirigidas a mejorar la actuación policial

Acceder a la Encuesta sobre experiencias con incidentes relacionados con los delitos de odio

Una de las líneas generales de actuación del Ministerio del Interior es la protección de las personas y grupos más vulnerables, estableciendo como una de las prioridades la lucha contra los delitos de odio. Ante los incidentes relacionados con los delitos de odio son necesarias respuestas y medidas en materia de seguridad, además de en otros ámbitos, acordes y dirigidas siempre a salvaguardar a las personas que los sufren.

Precisamente con el objetivo de mejorar la atención que reciben las víctimas de delitos de odio y para obtener una radiografía lo más exhaustiva posible de todas las conductas discriminatorias que tengan lugar en nuestro país, se ha elaborado un cuestionario encaminado a realizar un sondeo entre las víctimas de delitos de odio y que se ha denominado "Encuesta sobre experiencias con incidentes relacionados con los delitos de odio".

Una labor que se ha llevado a cabo con la colaboración de las asociaciones de ayuda a las víctimas. Actores, estos últimos, que permitirán y actuarán como "puentes" para hacer llegar las encuestas a sus destinatarios finales, aquellas personas que han sufrido algún acto de esta naturaleza.

Es un proyecto que busca recabar información de las víctimas de incidentes racistas, xenófobos y discriminatorios, y persigue los siguientes objetivos:

  • Alcanzar una correcta identificación, recogida y codificación de incidentes racistas, xenófobos o conductas discriminatorios, por parte de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Especialmente, conocer aquellos casos que no han sido objeto de denuncia y las razones que han llevado a las víctimas a no efectuar esta notificación.
  • La determinación y mejora de los protocolos de actuación de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, ante incidentes relacionados con los delitos de odio.
  • Fomentar la confianza en las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, para ello se requiere tener referencias concretas acerca de cuál ha sido el trato proferido por los agentes policiales a las víctimas de delitos de odio.

La Encuesta sobre experiencias con incidentes relacionados con los delitos de odio estará activa desde hoy, 15 de marzo, hasta el 30 de septiembre de 2017. Cualquier persona que haya sido víctima de un delito de odio podrá acceder a la misma a través de la página web del Ministerio del Interior, o bien mediante el siguiente enlace: https://encuestadelitosdeodio.ses.mir.es/

Las respuestas que faciliten las víctimas serán anónimas; ahora bien, y siempre que lo deseen, se les facilitará la posibilidad de contactar con los responsables del proyecto para ampliar la información relativa al caso concreto y que no pueda ser incorporada a los distintos ítems de la encuesta.

De la información obtenida de estos cuestionarios se realizará un análisis detallado que permitirá y facilitará la elaboración de un estudio criminológico y se extraerán conclusiones sobre diferentes aspectos que irán dirigidos a mejorar la actuación policial.

Así pues, el desafío que persigue el Ministerio del Interior no es otro que seguir apostando por dar la máxima protección y atención a las víctimas de los delitos de odio, fomentar la sensibilidad en las instituciones policiales ante el tratamiento de las víctimas por delitos de odio, evaluar la eficacia de las políticas públicas realizadas hasta el momento, poner en marcha otras nuevas e identificar vulnerabilidades que no hayan sido tratadas adecuadamente en evaluaciones de riesgos previas.

En definitiva, se trata de "dar un rostro y una voz" a las víctimas, dar visibilidad a las personas que sufren incidentes de odio, puesto que constituyen el elemento fundamental para el diseño de las políticas de seguridad y de protección de los derechos fundamentales.

El Ministerio en Twitter
@interiorgob