Sala de PRENSA

Grande-Marlaska pide alcanzar un "reparto equitativo de la responsabilidad" en materia de asilo y que las obligaciones no recaigan exclusivamente en los países de entrada

Ministerio del Interior

Múnich, 29/10/2019

No existen vídeos relacionados con la noticia.

No existen audios relacionados con la noticia.

Cumbre G6 de ministros del Interior

En la reunión de ministros del Interior de España, Italia, Francia, Alemania, Polonia y el Reino Unido también se han abordado asuntos como la lucha contra el terrorismo en Internet, los extremismos violentos o la situación actual en Siria 

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha abogado este martes en la cumbre del G6 por alcanzar "una verdadera política común en materia de migración, fronteras y asilo" en la que haya "un reparto equitativo de la responsabilidad".

Grande-Marlaska, en la cumbre celebrada desde este lunes en Múnich y en la participan los ministros del Interior de España, Alemania, Francia, Italia, Polonia y el Reino Unido, ha señalado en concreto que en una futura reforma de los reglamentos comunitarios relativos a las políticas de asilo se debe "superar el criterio de responsabilidad exclusiva del estado de primera entrada".

"En el próximo Reglamento de Dublín debemos superar el criterio de responsabilidad exclusiva del estado de primera entrada y tender a una posición como la manifestada por el Parlamento Europeo, basada en un reparto equitativo de la responsabilidad, teniendo en cuenta la carga asumida y la situación específica a la que se enfrenta cada estado miembro", ha señalado el ministro, expresando una postura con la que el resto de países se han mostrado de acuerdo.

Grande-Marlaska ha recordado en este sentido que España es hoy el tercer país de la Unión Europea con mayor número de solicitudes de protección internacional, un total 86.625 desde que comenzó el año.

"España no sólo se hace cargo de los solicitantes de asilo que, conforme a la legislación, deben ser examinados por nuestro país, sino que asume sus compromisos con el salvamento, rescate y desembarco de personas en la fachada atlántica africana y en el Mediterráneo occidental (56.000 en 2018 con medios públicos), con el control de las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla y con el refuerzo de la cooperación con los países de origen y tránsito", ha señalado.

El ministro español también ha subrayado la necesidad de "reducir el fraude en las solicitudes de protección internacional y alcanzar una legislación de asilo que, respetando todas las garantías, nos permita inadmitir o desestimar de forma más ágil las solicitudes infundadas".

COOPERACIÓN CON ÁFRICA

El ministro español también ha destacado que "no se debe descuidar la dimensión exterior" cuando se habla de política migratoria y que es necesario reforzar la cooperación con los países africanos como elemento clave en el control de los flujos migratorios.

Ha puesto como ejemplo la cooperación de España con países como Marruecos, Argelia, Mauritania o Senegal. "Gracias al esfuerzo que hemos realizado, hemos conseguido una reducción del 54,5 por ciento en las llegadas marítimas con respecto a 2018", ha dicho ante sus  homólogos de Italia, Francia, Alemania, Polonia y Reino Unido.

La cumbre del G6 en Múnich también ha servido para abordar la amenaza de las actividades del terrorismo a través de Internet. En este ámbito, Grande-Marlaska ha destacado la necesidad de que las fuerzas y cuerpos de seguridad sigan adaptándose "a las nuevas tecnologías para ser eficaces contra criminales y terroristas". "Para ello debemos dotarles de las herramientas legislativas y de medios humanos y materiales", ha señalado.

También ha abogado por "una mayor colaboración e intercambio de información". "Si Internet no tiene fronteras, nuestra colaboración tampoco debe tenerlas", ha señalado. El ministro español ha hecho referencia en este apartado a la Estrategia Nacional contra el Terrorismo aprobada este mismo año y a las cuatro "P": prevenir, proteger, perseguir y prepara la respuesta.

Sobre el terrorismo de extrema derecha, Grande-Marlaska ha señalado que "el extremismo llevado hasta el terrorismo atenta directamente contra los valores democráticos y de convivencia en los que se fundamenta la Unión Europea, especialmente la igualdad y la tolerancia". Además ha destacado que esta amenaza "tampoco tiene fronteras, haciendo que nuestra cooperación y coordinación sea imprescindible".

El ministro del Interior en funciones ha puesto a España de ejemplo y ha indicado que el Código Penal español "recoge la circunstancia agravante de odio, aplicable en el caso delitos cometidos por motivos de discriminación: racismo, antisemitismo, motivos ideológicos, religiosos, o por la orientación sexual de la víctima u otras circunstancias".

En la cumbre también se ha hablado de la situación actual en Siria. "España comparte la preocupación por la inestable situación de la frontera siria con Turquía, por sus graves consecuencias humanitarias y de seguridad", ha dicho el ministro en funciones.

Además de los ministros de Interior, en la cumbre también han participado los comisarios europeos de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, y de Seguridad, Julian King, así como han asistido a algunos de los debates representantes de Estados Unidos, de Interpol y del Congreso Judío Mundial.

El Ministerio en Twitter
@interiorgob