Sala de PRENSA

La Guardia Civil desmantela una compleja red internacional de falsificación de tarjetas de crédito

Guardia Civil

madrid, 25/03/2000

Entre los detenidos se encuentran varios responsables de locales de ocio, que se repartían las ganancias al 50% con los defraudadores.

La Guardia Civil ha culminado la operación "Sabrina", con el desmantelamiento de una compleja red dedicada al robo, receptación, falsificación y estafa, empleando para ello tarjetas de crédito que previamente habían sido sustraídas y manipuladas mediante un complejo programa informático. En el transcurso de la operación han sido detenidas 15 personas.

La operación se inició a finales del pasado mes de febrero, cuando agentes de la Guardia Civil del Equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de Baleares, detectaron la posible existencia de una banda organizada que se dedicaba a supuestas actividades ilícitas, empleando para ello un novedoso sistema, consistente en el empleo de tarjetas de crédito, que previamente habían sido robadas y "tratadas" mediante un sistema informático que leía las bandas magnéticas de las mismas, información que era después pasada a cualquier otra Tarjeta de Crédito.

El "modus operandi" consistía en que los defraudadores, en connivencia con propietarios de establecimientos públicos, preferentemente de ocio y restauración, pasaban la información de los clientes que abonaban cualquier consumición con tarjeta de crédito a un programa informático que leía las bandas magnéticas de las tarjetas, siendo a su vez transferida la información a una tarjeta de crédito previamente robada, hurtada, o incluso confeccionada artesanalmente.

Posteriormente, dicha tarjeta podía ser utilizada libremente en cualquier compra, sin que su dueño pudiera percatarse de que había sido manipulada, hasta que no recibía un extracto de operaciones de la misma.

Con las tarjetas de crédito manipuladas los detenidos habían realizado estafas millonarias, adquiriendo fraudulentamente multitud de bienes de consumo, como televisores, cámaras digitales, equipos de telefonía, joyas, ropa, etc.

Las ganancias eran repartidas al 50% entre los defraudadores y los propietarios de los locales de ocio, conocidos como "puntos de compromiso", donde estaban instalados los dispositivos informáticos.

El operativo se ha saldado con la detención de M.D., de 29 años de edad; H.R. de 30 años; M.K. de 29, y N.T. de 29, todos ellos de nacionalidad marroquí; D.G.G., de 38 años, A.G.M., de 31 y T.D. de 29, de nacionalidad argentina; S.A.B., de 40 años; K.T. de 31, y P.E. de 27, de nacionalidad argelina; G.D. de 42 años y S.O. de 31, de nacionalidad italiana; L.F.L., de 36 años y P.M.A.G., de 24 años, de nacionalidad española; y K.B., de 35 años, de nacionalidad turca.

Entre el material incautado destacan dos dispositivos informáticos con sus respectivos ordenadores para copia y grabación de bandas magnéticas de tarjetas de crédito, 50 disquetes con información sobre falsificación de tarjetas de crédito, 45 tarjetas de crédito de diferentes entidades bancarias, cinco cartas de identidad falsa, 12 pasaportes, dos TPV (Terminal Puntos de Venta), tres máquinas imprenta (comúnmente conocidas como "bacaladeras"), diversos equipos audiovisuales y de sonido, joyas por un valor cercano a los 4 millones de pesetas, un ordenador portátil y dos micro-ordenadores utilizados para la lectura de bandas magnéticas.

Entre los detenidos se encuentra K.B., el cual era buscado por Interpol, por un delito de violación y por una condena de 15 años pendiente de cumplir en Alemania.

Se encuentran a disposición de los medios de comunicación social que lo deseen, fotografías en la página web: www.guardiacivil.org

Para más información pueden dirigirse a la Oficina Periférica de Comunicación de Baleares, en el teléfono 971 774100.

El Ministerio en Twitter
@interiorgob