Sala de PRENSA

La Policía de Málaga localiza un laboratorio clandestino de elaboración de cocaína

Policia

madrid, 22/03/2000

Agentes de la UDYCO, adscritos a las Comisarías de Policía de Torremolinos y Málaga, han descubierto en una finca de la localidad de Alhaurín de la Torre en Málaga, un laboratorio clandestino en el que se transformaba, elaboraba y depositaba clorhidrato de cocaína.

En la operación policial se han intervenido MIL OCHOCIENTOS KILOGRAMOS de cocaína en pasta y polvo, lo que constituye la mayor aprehensión de esta sustancia en la Comunidad Autónoma de Andalucía, y la segunda más importante a nivel nacional de las efectuadas hasta la fecha.

Como responsables del laboratorio han sido arrestados tres súbditos colombianos: John Jairo M., de 46 años; Fernando A. B. y Octavio A. B., de 45 años y hermano del anterior.

En el registro efectuado en el interior de una casa de turismo rural, en la que los tres detenidos residían, los policías han intervenido, asimismo, numerosos productos químicos para el precipitado de la sustancia estupefaciente, tales como "metil etil cetona", "hexano", "ácido clorhídrico" y "amoniaco" en cantidades próximas a los seiscientos kilos.

Las actuaciones policiales se enmarcan en las investigaciones, que con carácter proactivo vienen realizando las Unidades de Droga y Crimen Organizado (UDYCO) en torno a los grupos organizados, que residentes en la Costa del Sol, hubieran fijado esta zona como centro de sus actividades delictivas.

DESARROLLO DE LA OPERACIÓN

Una de las actividades principales de los agentes está encaminada a la localización de naves industriales, chalets y casas de campo susceptibles de ser utilizadas como almacenes y depósitos de las sustancias estupefacientes, introducidas ilegalmente o elaboradas en nuestro país.

Fruto de estas pesquisas fue localización de una casa de turismo rural en una de la localidad de Alhaurín de la Torre, conocida como "El Paredón", en la que se observaba una actividad inusual y permanente tanto de día como finca de noche.

En la madrugada del día veintiuno, los agentes, provistos del correspondiente mandamiento de entrada, penetraron en la casa e intervinieron las sustancias y precursores indicados, además de envoltorios de plástico de los utilizados habitualmente para el envasado de la droga.

Laboratorio clandestino

En el registro efectuado se pudo observar un laboratorio proyectado con materiales rudimentarios, pero dotado de los precursores e instrumentos necesarios para la elaboración de clorhidrato de cocaína en cantidades muy importantes, así como los líquidos y sustancias que evidencian una capacidad de tratamiento de la droga intervenida para su inmediata comercialización.

Entre los efectos ocupados merece destacarse también varias lámparas de infrarrojos, numerosos microondas, una secadora, una prensa hidráulica y diversa documentación.

El Ministerio en Twitter
@interiorgob