Sala de PRENSA

La Policía detiene en Santa Cruz de Tenerife a Mohamed Derbah y Hussein Jamil

Policia

madrid, 20/02/2003

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía, adscritos a la Unidad Central de Información Exterior de la Comisaría General de Información, en colaboración con la Comisaría Provincial de Santa Cruz de Tenerife han detenido al empresario libanés Mohamed Derbah y su hermano y principal colaborador, Hussein Jamil Derbah, por presuntos delitos relacionados con estafas, falsedad y blanqueo de dinero.La operación policial se ha desarrollado bajo la dirección judicial del Juez D. Baltasar Garzón y el Fiscal D. Enrique Molina, de la Audiencia Nacional.

Se han practicado cuatro registros en distintas sociedades de la organización, en las que se ha intervenido numerosa documentación referida a las posibles estafas cometidas. Mohamed y Hussein Derbah han sido trasladados a Madrid y pasarán en las próximas horas a disposición Judicial.

Mohamed Derbah se encontraba en situación de libertad provisional después de su última detención en noviembre de 2001. Derbah no solo había comenzado a reconstruir su organización y reiniciar sus actividades delictivas, sino que además es responsable de graves intimidaciones a varios testigos de cargo que pudieran declarar contra él en el futuro juicio que se celebrará en la Audiencia Nacional, llegando incluso a contratar varios "matones", que han agredido seriamente a alguno de ellos.

ANTECEDENTES

En la primavera del año 1999 la Comisaría General de Información de la Dirección General de la Policía inició una investigación sobre la organización liderada por el delincuente internacional John Palmer, paralela a las dirigidas contra las organizaciones de Mohamed Derbah y Dennis New, hombres de confianza de Palmer hasta el año 2000, cuando se independizan y crean sus propias organizaciones criminales.

Las tres organizaciones mantenían características comunes: integradas por personas de diferentes nacionalidades, con características propias de una auténtica "asociación ilícita" de malhechores, perfectamente organizadas y estructuradas, con reparto interno de tareas, permanencia en el tiempo. El objetivo principal era el enriquecimiento de sus miembros mediante la comisión de diferentes actividades delictivas: estafa, blanqueo de capitales, falsificación de tarjetas de crédito y su uso fraudulento, amenazas, delitos contra la integridad física y libertad de las personas, corrupción de funcionarios públicos, falsificación de pasaportes, tráfico de drogas y depósito-tenencia de armas de fuego.

Si bien su ámbito de actuación estaba centralizado en España, y en concreto en las islas Canarias, las organizaciones de John Palmer y Mohamed Derbah actuaban a nivel internacional (Portugal, países de Asia como Malasia y Singapur, Reino Unido, Rusia, y diversos paraísos fiscales, como Madeira, Turk and Caicos, Isla de Man, Gibraltar, Bellice, Gersey, etc.).

Operación Cedro: Es así como el pasado 20 de noviembre de 2001 se logra en una Primera Fase, la desarticulación de la organización de Mohamed Derbah, arrestándose al propio Derbah y dieciocho miembros más de la red, entre ellos su asesor financiero.

En los dieciocho registros realizados se incautó abundante documentación relacionada con su amplio espectro delictivo, más de 40.000 contratos de "paquetes de vacaciones" en los que figuraban las víctimas del delito de estafa, documentos internos de la organización policial y de los Juzgados, diverso material necesario para la falsificación de documentos públicos y privados, documentos de viaje falsificados, tarjetas de crédito, más de 50 millones de pesetas en efectivo, joyas, vehículos de gran cilindrada y cuatro armas largas y diez cortas con su correspondiente munición.

El 10 de abril de 2002 se realiza la Segunda Fase contra esta misma organización, ya que a pesar de encontrarse sus máximos dirigentes en la cárcel, habían logrado que esta continuase funcionando. En esta ocasión fueron detenidas 8 personas y se practicaron 6 registros, ocupándose documentos y efectos constitutivos de elementos probatorios para la causa, así como armas y munición e instrumentos utilizados en actos de coacción y violencia y más de veinte millones de pesetas en efectivo.

Operación Alpine: El 12 de junio de 2002 se desarticula la organización de Palmer. Ésta se había hecho fuerte tras la caída de sus principales competidores, Derbah y New, ampliando su marco de actuación y actividades. Se practicaron 12 detenciones, incluida la de su principal líder, en ausencia de Palmer (preso en Reino Unido también por un delito de estafa en masa a ciudadanos británicos), Richard Cashman, y se realizan 25 entradas y registros.

Se intervino abundante documentación relacionada con su amplio espectro delictivo, más de 50.000 contratos de los productos fraudulentos que ofertaban ("Holiday Packs", "Cashback", "Time Sharing" y "Telemarketing"), más de 50 millones de pesetas en efectivo (euros, libras esterlinas y dólares USA), 11 vehículos de lujo (depósito), 112 vehículos gama media (anotación preventiva embargo), valiosas joyas, 76 ordenadores de última generación, y diversas armas y útiles peligrosos (una pistola semiautomática 9 mm. parabellum de la marca Crevena Zastava y abundante munición, pistolas eléctricas, bates de béisbol, etc.).

Mención especial en la operativa de estas organizaciones criminales es la del delito de estafa a partir de productos relacionados con el turismo: Time Sharing, Holiday Pack, Cash Back y Televenta o resale principalmente. Esta actividad se ha constituido como el principal medio de ingresos de estas organizaciones. Obtienen tal cantidad de beneficios que han dejado en un segundo plano otras fuentes de financiación tradicionales en este tipo de organizaciones criminales, como tráfico de drogas, etc. Se puede cuantificar en cientos de millones de euros los beneficios anuales ingresados por estos grupo criminales, solo procedentes del delito de estafa.

LOS LÍDERES:

Mohamed DERBAH

Mohamed Derbah, natural de Líbano, de 39 años, afincado en el sur de Tenerife desde principios de los años noventa. Comenzó sus actividades ilícitas de la mano de John Palmer, siendo su hombre de confianza hasta el año 2000; momento en que se separa y crea su propia organización con una estructura, funcionamiento y fines similares a los del citado. desarrolló en torno al negocio de la "multipropiedad" y de los "paquetes de vacaciones" una amplia y prolija actividad delicuencial; pretendiendo además implantar en las islas Canarias una especie de grupo criminal, simulando a las triadas chinas, para el cual incluso se había confeccionado uniformes y elementos distintivos al efecto y se había "autroplocamado" líder del mismo.

PALMER

Los antecedentes delictivos de PALMER se remontan al año 1973, cuando fue detenido en el Reino Unido por un delito de estafa. Las autoridades policiales británicas lo consideran como el "cerebro" del famoso robo a mano armada de tres mil quinientos (3.500) kilos de oro en lingotes, realizado en el Aeropuerto de Heathrow (Londres), el año 1983, si bien nunca se le pudo, a nivel legal, demostrar su participación.

Afincado en Santa Cruz de Tenerife desde 1985, dirigía y controlaba una organización criminal de ámbito internacional, con unos beneficios económicos tales que le permitió erigirse como una de las mayores fortunas privadas del Reino Unido (fuentes públicas estiman su fortuna personal en unos 100.000 millones de pesetas, con inversiones en el Sur de Tenerife y la Costa del Sol que superan los 60.000 millones de pesetas, fundamentalmente en el negocio de la "multipropiedad" o "time sharing").

En 1994 adquirió aún mayor notoriedad pública al salir en un programa de la TV. británica "El informe Cook", donde se demostraba su capacidad para blanquear ingentes cantidades de dinero procedentes del tráfico de drogas, y sus vínculos con la delincuencia organizada de la antigua Unión Soviética y sus contactos con el tráfico de armas.

En abril de 1997 fue detenido en Londres por la Policía Metropolitana, debido a las denuncias formuladas por más de dieciséis mil (16.000) turistas europeos, en su mayoría ingleses, como autor de un delito de fraude a gran escala. La justicia británica lo cuantifica en más de siete mil quinientos (7.500) millones de pesetas, como consecuencia de la reventa fraudulenta de sus negocios de "multipropiedad" a sus clientes-víctimas. Por estos hechos, fue procesado por el Tribunal de Old Bailey de Londres y con fecha 23-05-01 condenado a ocho años de prisión incondicional. A pesar de estar privado de libertad, continuaba gestionando y controlando desde la prisión la organización criminal y empresarial que posee en España. La fianza impuesta por la justicia británica alcanza la cantidad de 35 millones de libras esterlinas, que en caso de no ser satisfecha, aumentaría su pena automáticamente a 11 años de prisión.

El Ministerio en Twitter
@interiorgob