Sala de PRENSA

El ministro del Interior destaca en Melilla el descenso en febrero de las llegadas irregulares de inmigrantes por vía marítima

Ministerio del Interior

Melilla, 02/03/2019

No existen audios relacionados con la noticia.

 Las entradas han disminuido un 77% respecto a enero, pasando de 4.104 llegadas marítimas irregulares a 936. El descenso también es interanual, puesto que en febrero de 2018 se registraron 1.106 entradas

Grande-Marlaska ha respaldado el trabajo de los agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil en la Ciudad Autónoma y ha recordado que uno de los objetivos del refuerzo y modernización del perímetro fronterizo es mejorar su seguridad y condiciones de trabajo

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha visitado hoy Melilla para agradecer y respaldar personalmente el trabajo diario de los miembros de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad e informar sobre los avances en las obras de refuerzo de la seguridad del perímetro fronterizo.

Grande-Marlaska ha resaltado además que, tras unos meses de especial intensidad en el control de la inmigración, durante los que la mayor parte de los esfuerzos se dedicaron a gestionar el incremento de llegadas del verano, ya han comenzado a percibirse los resultados de las labores de planificación y control de la inmigración.

El ministro ha destacado la reducción de las llegadas irregulares por vía marítima durante el pasado mes de febrero. En términos interanuales, las entradas de migrantes han pasado de las 1.106 de febrero de 2018 a las 936 de febrero de 2019. En comparación con las cifras de enero de 2019 (4.104 entradas marítimas) el descenso intermensual fue del 77%. Se rompe así la tendencia al alza registrada en los últimos meses.

Esta misma variación se observa en las entradas irregulares a Melilla, que han descendido un 10% con respecto a febrero de 2018 y un 16% con relación a enero de este año. De esta forma, en febrero del año pasado entraron irregularmente en la Ciudad Autónoma 415 inmigrantes, en enero de 2019 fueron 475 y este mes pasado 372, en un claro movimiento descendente.

Grande-Marlaska ha destacado como un elemento fundamental en este descenso la cooperación con Marruecos en la lucha contra las redes de tráfico de personas, el control de las fronteras y las labores de prevención destinadas a evitar las salidas de embarcaciones que intentan llegar a aguas españolas. "El compromiso de Marruecos es inequívoco y fundamental para asegurar el control de las fronteras", ha resaltado el ministro.

El control de fronteras no es el único campo en el que la cooperación marroquí está resultando importante para avanzar hacia una inmigración regulada. El ministro también se ha referido a los progresos en el trabajo con Marruecos para encontrar una solución a la situación de los inmigrantes menores no acompañados (MENA). En la actualidad un grupo de trabajo integrado por responsables de los dos países está evaluando el número de menores que no están integrados en España y que Marruecos estaría dispuesto a readmitir, siempre teniendo en cuenta el interés superior del menor.

APOYO A POLICÍA Y GUARDIA CIVIL

En su visita, el ministro ha respaldado el trabajo que realizan los agentes de la Guardia Civil y de la Policía Nacional en la Ciudad Autónoma. Grande-Marlaska ha visitado el puesto fronterizo de Beni Enzar, así como el perímetro fronterizo para conocer de primera mano la labor de los miembros de la Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado

El titular de Interior ha anunciado que las obras de refuerzo de la seguridad del perímetro fronterizo implicarán una retirada de la sirga tridimensional del espacio interfronterizo. Entre otros detalles, ha explicado que en las zonas del vallado por las que se han producido más entradas, y que están por lo tanto más deterioradas, se incrementará la altura hasta  un 30 por ciento -alcanzado los 10 metros de altura- y se añadirán nuevas barreras físicas que impidan trepar, reduciendo el riesgo de caídas y otro tipo de heridas. En la misma línea, se sustituirán las concertinas por una nueva corona del vallado que garantizará la seguridad de forma no cruenta.

El objetivo de estos trabajos, según ha dicho Grande-Marlaska, es tener una frontera más segura a partir de medios tecnológicos más avanzados. Estas obras comenzarán una vez que la sociedad estatal Ingeniería de Sistemas para la Defensa de España (Isdefe) ha presentado al Ministerio un estudio pormenorizado en el que, tras un diagnóstico de la situación de las infraestructuras fronteriza, se hace una propuesta de solución técnica.

El proyecto de modernización de la frontera también va a suponer el refuerzo de la seguridad en los espigones, de la red de fibra óptica, la instalación de un sistema de reconocimiento facial en los pasos fronterizos y la mejora de los sistemas de circuito cerrado de televisión (CCTV), proyecto este último que se encuentra ya en fase de ejecución.

Grande-Marlaska también se ha reunido con el alcalde-presidente de la Ciudad Autónoma, Juan José Imbroda, y con la delegada del Gobierno en Melilla, Sabrina Moh. El viaje ha concluido con visitas a la Jefatura Superior de Policía y a la Comandancia de la Guardia Civil de Melilla

El Ministerio en Twitter
@interiorgob