Sala de PRENSA

Prisiones, a la cola de Europa en ocupación, mortalidad y fugas, y a la cabeza en número de funcionarios por preso

Secretaría General de Instituciones Penitenciarias

Madrid, 10/04/2019

Frente al 87,6% de media de ocupación de las cárceles europeas, las prisiones dependientes de la Administración del Estado cuentan con 69,7 presos por cada 100 plazas.

La tasa de mortalidad es de 19 fallecidos por cada 10.000 internos. La tasa promedio europea es de 31. En 2017 no se registró ninguna evasión de las cárceles dependientes de IIPP

La duración de las condenas en España es el doble de la media europea. La prisión preventiva está dos meses por debajo del conjunto de Europa.  

Son datos del Informe SPACE 2018 que compara anualmente las estadísticas penales y penitenciarias de los 47 estados del Consejo de Europa.
 

El Consejo de Europa acaba de presentar su informe SPACE 2018. Un extenso estudio, elaborado anualmente por la Universidad de Lausanne, que recoge las estadísticas penitenciarias y penales de los 47 estados miembros a fecha de 31 de enero de 2018.

Con un total de 50.763 internos, la tasa de presos en Administración General del Estado es de 129 presos por cada 100.000 habitantes. Un dato superior a la tasa promedio de Europa -de 117 internos por cada 100.000 ciudadanos-, pero que supone una caída en el número de reclusos cercana al 20% en los últimos 10 años.

En cuanto a la ocupación de los centros penitenciarios dependientes de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, esta se sitúa en 69,7 internos por cada 100 plazas. La media del resto de países del Consejo de Europa es del 87,6%. Francia registra una ocupación del 116,3%; en Italia es del 115%; en Portugal ronda el 106%.

Mayor dureza penal, menor prisión preventiva

Los condenados españoles pasan más tiempo en prisión que la media de penados europeos: 22 meses de media, frente a los 10 meses y medio promedio del resto de países del Consejo de Europa. Sin embargo, la estancia de preventivos es menor: 6 meses en las prisiones de la Administración General del Estado frente a los 8,2 meses de media europea.

Muy por debajo de la media se sitúa el número de ‘delincuentes peligrosos' según la denominación del informe SPACE. A fecha de 31 de enero de 2018, las cárceles españolas albergaban 551 internos estas características, un 1, 1% del total de la población reclusa, frente al 4% de la media europea.

El porcentaje medio de condenados por delitos económicos en Europa es de 6,9%. En España, con 1.986 penados, el porcentaje baja al 4,6%. Es del 5,6% en Francia, con 2.731 presos, y  del 12,8% en Alemania. A modo de curiosidad, el porcentaje de condenados por estos delitos es del 100% en San Marino donde, a 31 de enero de 2018, solo existía una persona privada de libertad.

Menor ratio de internos por funcionario

El 61,3% del total de los funcionarios de Prisiones de la Administración General del Estado trabaja en labores de vigilancia y custodia de los internos, frente al 53,6% de la media europea. Superan a España, Italia, Portugal y Francia, con un 83,6%, un 63,2% y un 61,5% respectivamente. Por debajo, Inglaterra destina a vigilancia al 41% de sus trabajadores.

En cuanto a la ratio de número de presos por funcionario de vigilancia, la administración española es de las de menor promedio entre los países del Consejo. La media se encuentra en 3,9 presos por funcionario. España tiene 3,3. Por encima: Alemania  e Inglaterra, con 5,6 y 4,5 presos por funcionario, respectivamente. Por debajo: Portugal y  Francia, con 3,2 y 2,8.

Baja mortalidad y cero fugas

Las cárceles dependientes de la Administración General del Estado registran   las tasas más bajas de mortalidad del Consejo de Europa. Frente a la media europea de los 31 fallecidos en prisión por cada 10.000 internos, el dato español de 2017 fue de 19 muertos por cada 10.000. Por encima de España se situaron la mayoría de países del entorno: Portugal (51 por cada 10.000), Inglaterra (35 fallecidos por cada 10.000) y Francia e Italia (22 por cada 10.000).

Muy similares las cifras de los suicidios con una media europea cercana a los 11 suicidios por cada 10.000 internos. En España esa tasa baja a la mitad, con 5,3 suicidios por cada 10.000 reclusos. Nos superan Francia (con 12,6 suicidios por cada 10.000);  Portugal con 11 por cada 10.000; Inglaterra  e Italia, ambos con una tasa de 8,3 suicidios cada 10.000 presos.

En cuanto a las evasiones de los establecimientos penitenciarios cerrados  dependientes de la Administración del Estado el dato referente a 2017 es del 0% frente a la media europea del 16,4%. El país con mayor número de fugas de instituciones cerradas fue Francia, con 21 fugas, seguida por Italia con 18, y Portugal con 14.

Las fugas de establecimientos de régimen abierto también colocan a nuestro país en los mejores puestos. En España se evadieron 13 internos, frente a los 590 de Francia, los 350 de Alemania o los 112 de Italia. 

El Ministerio en Twitter
@interiorgob