Sala de PRENSA

Francia agradece a España su cooperación en el dispositivo de seguridad para la celebración del G7 en Biarritz 

Ministerio del Interior

Madrid, 26/09/2019

No existen vídeos relacionados con la noticia.

No existen audios relacionados con la noticia.

El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha asistido este jueves a una recepción organizada por la Embajada de Francia con el propósito de agradecer la colaboración española para garantizar la seguridad en la cumbre del G7 celebrada del 24 al 26 de agosto en Biarritz (Francia).

Tras transmitir al embajador, Jean-Michel Casa, las condolencias del Gobierno español por la muerte del expresidente francés Jacques Chirac, Grande-Marlaska ha destacado que el buen funcionamiento de las medidas de seguridad en torno a la cumbre "ha sido un gran éxito para Francia y, por tanto, un gran éxito para España", y ha recordado que la participación española respondió al principio de solidaridad, uno de los elementos básicos en el funcionamiento de la UE en materia de seguridad interior.

"La cooperación de España y Francia al servicio de la seguridad de la cumbre del G7, poniendo en común capacidades operativas y de inteligencia, es un ejemplo de éxito de ese principio de solidaridad en el que se basa la UE. Y constituye, por los magníficos resultados alcanzados, un modelo a seguir", ha destacado Grande-Marlaska en respuesta a las palabras del embajador Casa, quien ha destacado que la excelente colaboración permitió que las sesiones de la cumbre se celebrasen en un entorno de máxima seguridad, con un impacto mínimo en la vida social y económica.

Los dispositivos de seguridad por parte española supusieron la movilización de 2.810 agentes de la Policía Nacional (932) y la Guardia Civil (1.878), a los que se suma una cifra similar de agentes de la Ertzaintza y otros efectivos de la Policía Foral de Navarra, junto con policía local de Irún. Francia, por su parte, desplegó un total de 15.000 agentes.

La cumbre del G7 afectó a España fundamentalmente por los desplazamientos por carretera en un paso fronterizo muy utilizado tanto por los ciudadanos españoles como por los extranjeros en fechas en las que coincidían la Operación Paso del Estrecho (OPE), el retorno de turistas tras las vacaciones, y el regreso de trabajadores portugueses a sus países europeos de residencia.

Para dar respuesta al conjunto de desafíos a la seguridad que suponía un evento de tales dimensiones, en junio se iniciaron las reuniones de coordinación en la sede del Ministerio del Interior con la participación de distintos ministerios (Interior, Defensa y Fomento), delegados del Gobierno en País Vasco, Navarra y Aragón así como con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para preparar las capacidades operativas, dar una respuesta unificada a las peticiones de Francia y atender las necesidades de seguridad dentro de territorio español. 

Además, en el mes de julio los ministros del Interior de España y Francia se reunieron para abordar los principales elementos de coordinación en materia de inteligencia, información, fronteras, tráfico y seguridad ciudadana.

Entre las medidas más importantes acordadas en esta reunión figuran el despliegue policial en materia de lucha antiterrorista por parte de la Policía Nacional y la Guardia Civil, que la frontera hispano-francesa no se cerrara y el despliegue de patrullas conjuntas en los diferentes puntos de entrada y controles más eficaces en las mismas, así como en los trenes y transportes marítimos.

En las fechas de la cumbre, el ministro del Interior en funciones supervisó personalmente los trabajos en el Centro de Coordinación Operativo (CECOR) en la sede de la Subdelegación del Gobierno de Gipuzkoa, en Donostia-San Sebastián, con presencia de los altos mandos de los cuerpos policiales españoles, además de Protección Civil y DGT en coordinación con la Consejería de Seguridad del Gobierno Vasco y las Delegaciones del Gobierno del País Vasco y Navarra.

"En España tenemos un pasado de solidaridad con la República Francesa que se materializó hace ya 30 años con su apoyo para acabar con la lacra del terrorismo de ETA, que tanto dolor ha causado en nuestras dos sociedades. En ese pasado se sustenta este presente de exitosa colaboración", ha declarado Grande-Marlaska.

El Ministerio en Twitter
@interiorgob