Sala de PRENSA

La Policía Nacional detiene en cuatro días a tres fugitivos buscados por las autoridades de Alemania, Suiza y Polonia

Policía Nacional

Mallorca , 28/11/2019

En una acción operativa del Grupo de Localización de Fugitivos Internacionales centrada en Mallorca

El dispositivo desplegado en la isla ha permitido el arresto casi simultáneo de los tres objetivos –de origen francés, dominicano y polaco- que eran buscados por diversos delitos, entre ellos, delitos económicos, tráfico de drogas, cohecho, lesiones o falsedad documental

El reclamado por las autoridades polacas estaba buscado por su participación en diversos ilícitos penales, que le habían convertido en uno de los fugitivos más relevantes para ese país

Los agentes han contado con la colaboración de las Policías de los tres países reclamantes así como de la Oficina SIRENE España 

Agentes de la Policía Nacional, en el marco de una acción operativa puesta en marcha por el Grupo de Localización de Fugitivos Internacionales, han detenido en la isla de Mallorca a tres fugitivos en tan solo cuatro días. La operación se diseñó para el arresto casi simultáneo de los tres objetivos -buscados por las autoridades de Alemania, Polonia y Suiza- y se ha saldado con la localización y detención de todos ellos. Los agentes han contado con la colaboración de las Policías de los tres países reclamantes así como de la Oficina SIRENE España. Los arrestados –de origen francés, dominicano y polaco- eran buscados por diversos delitos, entre ellos, delitos económicos, tráfico de drogas, cohecho, lesiones o falsedad documental.

La investigación se inició con la emisión de las Órdenes Europeas de Detención y Entrega de tres fugados por parte de las autoridades de reclamantes. Al parecer, y según las pesquisas de los investigadores, todos ellos podrían encontrarse en la isla de Mallorca, por lo que agentes del Grupo de Localización de Fugitivos Internacionales se desplazaron a la Isla para continuar la investigación in situ con el apoyo de la plantilla territorial. Además, por parte de la Policía alemana se solicitó el desplazamiento de otros dos investigadores con el fin de intercambiar la información necesaria respecto al fugitivo reclamado por ese país, buscado desde hacía más de un año.

Fugitivo polaco, uno de los más buscados en su país

Una vez en la isla, los agentes se centraron en la localización del fugitivo buscado por las autoridades polacas, reclamado por su participación en diversos ilícitos penales que le habían convertido en uno de los fugitivos más relevantes para ese país.

En el año 2001 comenzó a delinquir en Varsovia, siendo detenido cuando se encontraba armado con un fusil automático que utilizaba en las actividades delictivas que desarrollaba en una banda organizada que se dedicaba al tráfico de drogas a gran escala. Poco después comenzó a cometer robos sobre las personas con gran violencia, agrediéndolas con objetos contundentes de forma sorpresiva, así como robos con fuerza en viviendas. Paralelamente, y junto con personas de su entorno, cometía robos de vehículos de gama media y alta, sobornando con miles de euros a los policías para evitar su detención.

En el año 2012, comenzó a delinquir con la fabricación y venta de metanfetamina, así como su distribución por toda Polonia. Cuando fue condenado a cumplir una condena de prisión, consiguió falsificar documentos médicos que desaconsejaban su ingreso, siendo finalmente descubierto y acusado también por este hecho. Ante la gravedad de todos los hechos que se le imputaban, desapareció en 2015, iniciando las autoridades polacas su búsqueda por toda Europa.

No fue hasta principios del 2019 cuando se tuvo conocimiento de su posible localización en la isla de Mallorca, donde trataba de pasar desapercibido como trabajador de la construcción. A tenor de estos hechos, por parte del Grupo de Localización de Fugitivos Internacionales de la UDYCO Central se inició una exhaustiva búsqueda, explotando todos los indicios en la isla en colaboración de la UDYCO de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Palma.

Una vez localizada la posible vivienda del fugitivo, se estableció un dispositivo policial de vigilancia. Poco después, y de forma imprevista para los agentes, se inició un incendio fortuito en el edificio situado frente al que se encontraban. Alertado por el ruido y las sirenas, el fugitivo salió al balcón de su vivienda, siendo visto en ese momento por los policías. Acto seguido los agentes bloquearon la salida del domicilio, llamando a la puerta e identificándose en repetidas ocasiones como Policía Nacional. Ante su negativa a salir, se solicitó la autorización judicial para la entrada a la vivienda, culminando su detención con éxito, tras ser reducido y detenido por los agentes intervinientes.

Condenado a 20 años de prisión por las autoridades de Suiza

Reclamado por Suiza por tráfico de drogas y condenado a 20 años de prisión, los agentes localizaron a este fugitivo, en la ciudad de Palma en el marco del dispositivo de búsqueda desplegado en la isla. El objetivo fue visto saliendo del domicilio vigilado, en compañía de su mujer y su hija, subiendo a continuación a un vehículo aparcado a pocos metros.

Con el objetivo de proteger a sus acompañantes, los investigadores continuaron con el seguimiento del vehículo, que poco después comenzó a realizar maniobras evasivas y cambios bruscos de dirección al percatarse de la presencia policial. Ante esta situación y para no poner en peligro a sus ocupantes o a los viandantes, los agentes interceptaron el vehículo  aprovechando su parada en el primer semáforo, siendo finalmente detenido y trasladado a dependencias policiales.

Fugitivo de origen francés

Una vez concluidas las gestiones con los dos primeros detenidos, se inició la fase final del operativo, que culminó con la localización y detención del tercer fugitivo, buscado por las autoridades alemanas en base a dos OEDE por delitos económicos, fraude, estafa, competencia desleal e inmigración ilegal.

Para elaborar una estrategia de búsqueda, los agentes de la Policía Nacional se reunieron con los investigadores de la policía alemana encargados del caso y desplazados a Mallorca. Juntos determinaron la zona donde podría estar ocultándose el fugitivo, delimitándose ésta a la localidad mallorquina de Calviá. A continuación comenzó labor de localización del reclamado, siguiendo las pistas de su actividad en la mencionada población. Finalmente se logró identificar el domicilio donde residía, domicilio que abandonaba en contadas ocasiones debido al solitario modo de vida que llevaba el fugitivo. Los agentes finalmente le detuvieron aprovechando una de sus salidas del inmueble.

Los tres fugitivos ingresaron en prisión por orden judicial.

NOTA: Los medios de comunicación que lo deseen podrán obtener imágenes en el siguiente enlace:

http://prensa.policia.es/fugitivos.rar

El Ministerio en Twitter
@interiorgob