Sala de PRENSA

Consejos de los especialistas de la Policía Nacional para evitar ciberacoso y riesgos de seguridad con el móvil en la vuelta a las aulas 

Cuerpo Nacional de Policía

Madrid, 07/09/2014

Es clave que la familia marque unas pautas de uso, explique los riesgos y cómo actuar

Los expertos de la Policía señalan la vuelta a la rutina tras las vacaciones como una oportunidad para fijar normas de buen uso de la tecnología y evitar problemas de privacidad y seguridad

En los últimos dos años se han multiplicado los incidentes a los que se enfrenta la Policía Nacional por bullying o grooming a través de las redes sociales y móvil

Los casos de menores de 10 años con algún problema relacionado con Internet o redes sociales ya no son excepcionales. La prevención y supervisión de padres o hermanos mayores son necesarias con los más pequeños

El Smartphone y las tablets, con sus cámaras y aplicaciones,  y el uso del whatsapp y redes sociales, ejes de las recomendaciones de los agentes especializados en este inicio de año escolar

Concienciarles de las fotos que se hacen, guardan o comparten (suyas o no), que piensen en posibles repercusiones negativas de sus interacciones y que desconfíen y no agreguen a los desconocidos y acudan a un adulto es fundamental para evitar ciberacoso sexual

Los agentes de la Policía Nacional dedicados a la prevención y buen uso de la tecnología, Internet y redes sociales señalan que el inicio del curso escolar es una gran oportunidad para que los padres de los menores establezcan con sus hijos las pautas para evitar problemas de seguridad con el móvil e Internet.

Los especialistas advierten que es muy importante marcar unas normas de utilización, en las que la seguridad, la privacidad, el respeto a las normas y demás personas, así como explicarles de los riesgos o amenazas que pueden encontrarse y cómo afrontarlos.

Desde el Grupo de Redes Sociales destacan que en los últimos dos años se han multiplicado los incidentes en el ámbito escolar o entre menores relacionado con el bullying o acoso y el grooming o ciberacoso sexual, por la universalización del acceso a smartphones y mensajería instantánea y la enorme viralidad que aportan los grupos que se forman y la utilización intensiva que se hacen de estos canales que se caracterizan por su gran inmediatez y capacidad de difusión.

La generalización del uso de smartphones y tablets, de sus cámaras y aplicaciones, y la posibilidad de acceder desde estos dispositivos a los perfiles en redes sociales y correo han supuesto un nuevo escenario de posibilidades de comunicación y también, de riesgos de seguridad y de privacidad. 

En el último año, los agentes de la Unidad de Investigación Tecnológica (UIT) han notado un repunte en los problemas de seguridad y privacidad derivados del mal uso de la tecnología. Los incidentes –y detenciones, cuando se ha cometido algún delito- relacionados con ese mal uso de móviles y en el que se ven implicados menores se han incrementado notablemente, tanto en los centros escolares como por acoso (vejaciones, humillaciones, amenazas, chantajes…) o delitos contra la intimidad (compartir imágenes sexuales de menores, especialmente grave si se trata de menores) en el ámbito extraescolar. 

Además, los policías señalan que están apareciendo cada vez más casos de implicados más pequeños, y ya no son excepción los casos o problemas  con niños de 10 años como actores o víctimas.

Alertar de las repercusiones futuras de un mal uso del móvil

Los expertos piden que se conciencie en casa, como ya hacen las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y en los centros educativos, sobre la importancia de un buen uso del móvil, e incidir especialmente en las fotos que hacen (a sí mismos o a otras personas), guardan o comparten y sus consecuencias, tanto para el usuario como para los interlocutores.

Es fundamental prevenirles de las posibles repercusiones negativas de sus interacciones y acostumbrarles a que desconfíen y no agreguen a los desconocidos. En caso de tener problemas de ciberacoso, el menor debe acudir con naturalidad a un adulto de su confianza y, si fuera de carácter delictivo, ir ambos a denunciar a una comisaría, aportando los detalles oportunos.

Los agentes de Participación Ciudadana imparten charlas de prevención y seguridad, -destacando las que abordan los riesgos del mal uso de Internet-, a distintos colectivos, entre ellos los menores y escolares.  Unas charlas que pueden ser solicitadas a través del correo participa@policia.esEn 2013, la Policía Nacional realizó más de 18.000 charlas, reuniones o actividades complementarias en más de 5.800 colegios de toda España.  Este verano estos encuentros de concienciación se están extendiendo a los campamentos urbanos y talleres estivales.

Consejos de seguridad para los menores por los móviles 

Los especialistas de la Policía Nacional en prevención de seguridad recuerdan algunos consejos para evitar problemas en el uso de smartphones y tablets este verano:

  • La vuelta a la rutina es un buen momento para revisar tus perfiles en redes sociales, ver qué contenidos pueden perjudicarte a ti o a otras personas para borrarlos.
  • Haz "limpia" de contactos a los que has agregado o te han agregado en RRSS durante las vacaciones o con los que has intercambiado tu teléfono móvil y no son tus amigos y bloquéales en tu whatsapp en el caso de que insistan en ponerse en contacto contigo.
  • Abandona los grupos de whatsapp en los que te han metido y en los que no te sientes cómodo. Si compartieran contenido denigrante , ofensivo o que atente contra la intimidad de alguien, házselo ver y exige el borrado del mismo y que no se reenvíe.
  • Protege el acceso a tu móvil y a otros dispositivos y su uso con un código de seguridad o patrón. Evita almacenar conversaciones o imágenes que comprometan tu intimidad o la de cualquier otra persona.
  • Instala en el móvil o tablet alguna app que te permita bloquear el acceso al contenido y el rastreo en caso de pérdida o robo para su posible localización.
  • Apunta en algún sitio en tu casa el IMEI de tu móvil y la descripción detallada del modelo y códigos. No olvides guardar la factura, puedes necesitas por varios motivos.
  • No compartas tu contraseña con nadie, ni con tu amiga del alma, ni tu "hermano de sangre", ni lo que crees que es el "amor de tu vida". Cambia las contraseñas cada cierto tiempo, si están compuestas por números, letras y símbolos será  más segura.
  • Si subes contenido a servidores o a la nube, ponle una clave fuerte, larga y difícil. Evita dejar allí contenido sensible.
  • No sólo podéis ser víctimas de ciberacoso y grooming (chantaje sexual por haber compartido material o agregado a quien no debiera), sino que también podéis convertiros en autores de un delito por vuestra actitud en la Red (injurias, amenazas o compartir material perjudicial o íntimo de otros menores).
  • Si alguien te chantajea con publicar fotos privadas en redes sociales o que te puedan comprometer o perjudicar o eres víctima de ciberacoso, cuéntaselo a tus padres, profesores o adultos de confianza y si el tema es grave o delictivo debes acudir junto con tus padres a denunciarlo, aportando los detalles oportunos.
  • Hay aplicaciones para jugar pero no dejes que nadie juegue contigo. Algunas app inicialmente son gratis pero supondrá un coste obtener ventajas. También en los juegos hay riesgo de que al jugar online aparezca algún acosador.
  • Desconfía de los contactos, ofertas y proposiciones o afirmaciones que te hace cualquier desconocido en la Red. Te puede intentar engañar y no ser quién es además de poder intentar timarte.
  • Evita hacer locuras por hacerte una buena foto, selfies absurdamente peligrosos, que puedan perjudicar a tu reputación, tu seguridad o la de tus pertenencias. 

 

El Ministerio en Twitter
@interiorgob