Sala de PRENSA

La Guardia Civil desarticula una red dedicada al robo en polígonos industriales y comercios de las islas de Tenerife y  La Palma

Guardia Civil

Tenerife, La Palma, 07/09/2015

No existen vídeos relacionados con la noticia.

No existen audios relacionados con la noticia.

Se ha detenido a tres personas, a las que se les imputan la autoría de 26 robos con fuerza, alguno de ellos por el método conocido del "butrón"

Durante los robos destruían o se apropiaban de los medios de grabación de imágenes con los que contaban las empresas

Contaban con "zulos" alejados de sus domicilios donde escondían la ropa y herramientas que empleaban en las acciones delictivas para evitar que los relacionaran con las mismas

La Guardia Civil, en el transcurso de la operación "REIKA" desarrollada en las islas de Tenerife y La Palma, ha detenido a tres personas, un albanés y dos españoles, por pertenecer a un grupo criminal dedicado al robo en naves de polígonos industriales y establecimientos comerciales.

En el marco de la operación, los agentes han realizado tres registros en los domicilios de los ahora detenidos, en los que han intervenido efectos de interés para la investigación y esclarecido numerosos robos cometidos durante los últimos meses en empresas y comercios de las islas de Tenerife y La Palma, mayoritariamente mediante el procedimiento del butrón.

Las investigaciones se iniciaron en el mes de julio del pasado año tras detectar la Guardia Civil un importante incremento de robos por el procedimiento del butrón en comercios y empresas de la provincia de Tenerife.

A través de diversas vías de investigación, las sospechas de la autoría se centraron sobre un grupo de personas afincadas en Santa Cruz de Tenerife, por lo que se estableció sobre ellas un dispositivo de vigilancia que facilitó la identificación de la totalidad de los miembros del grupo.

Estudiaban previamente los sistemas de alarma de sus objetivos

Días antes de llevar a cabo la acción delictiva, en horario diurno, los miembros de la organización estudiaban los sistemas de alarma, vías de acceso y huida o cualquier otro detalle de la zona donde iban a cometer el hecho delictivo.

Durante la noche, tras inutilizar los sistemas de alarma de sus objetivos, valiéndose de palanquetas, mazas, martillos percutores, etc., practicaban butrones en paredes o techos accediendo al interior de las empresas seleccionadas donde se apropiaban del dinero existente en las cajas de seguridad, máquinas registradoras, máquinas recreativas u otros objetos de valor.

Asimismo, forzaban las cajas fuertes de las empresas a las que accedían en el mismo lugar, empleando radiales u otras herramientas para perforarlas. Las que les presentaban mayor dificultad las trasladaban a zonas deshabitadas donde las violentaban empleando mejores medios.

Durante los robos, los autores destruían o se llevaban de las empresas los medios de grabación de imágenes que estaban instalados como medida de seguridad.

Los miembros de la organización salían de sus domicilios vestidos con prendas de uso normal y cotidiano para no llamar la atención, desplazándose a otros lugares, alejados de sus domicilios, donde poseían "zulos" que iban cambiando de localización casi diariamente, siempre cercanos a los lugares de comisión de los robos, en los que escondían ropas, linternas, transmisores, herramientas, pasamontañas, calzados y otros medios que empleaban en las acciones delictivas, dejando nuevamente todo el material en nuevos escondites cuando regresaban a sus domicilios.

Registros

En los registros realizados en los domicilios de los detenidos, dos en Santa Cruz de Tenerife y uno en la isla de La Palma, han sido intervenidos los siguientes efectos:

  • Vestimenta empleada en los hechos delictivos
  • Dinero en efectivo procedente de los ilícitos cometidos
  • Teléfonos móviles
  • Cámaras de video-vigilancia tipo espía
  • Diversas herramientas, walki-talkies, discos radiales.

Hasta el momento los investigadores imputan a los detenidos la comisión de 4 robos en la isla de Tenerife y 22 en la isla de La Palma, siendo destacable la alarma social creada en esta última isla, donde por parte de los investigadores se llegaron a detectar la comisión por parte de este grupo de al menos veinte robos con fuerza en un plazo de once días, hasta que se procedió a la detención de sus integrantes.

Las investigaciones dirigidas por el Juzgado de Instrucción número Tres de San Cristóbal de La Laguna, (Tenerife) han sido llevadas a cabo de forma conjunta por el Equipo Contra el Crimen Organizado (ECO Canarias) de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil con sede en Tenerife, Equipo Contra el Patrimonio de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia y Equipo Territorial de Policía Judicial de Los Llanos de Aridane, contando con el apoyo de distintas Unidades de la Comandancia de la Guardia Civil de Tenerife.

Para más información pueden dirigirse a la Oficina Periférica de Comunicación (OPC) de la Comandancia de la Guardia Civil de Tenerife, teléfono 922.671.652.

El Ministerio en Twitter
@interiorgob