Sala de PRENSA

Desarticulado un entramado que defraudó más de 1.000.000€ mediante el uso de tarjetas fraudulentas en comercios conniventes

Cuerpo Nacional de Policía

Madrid, 09/01/2016

Detenidas 50 personas y desmantelados cuatro laboratorios de clonación

Los arrestados elaboraban las tarjetas bancarias con datos obtenidos mediante carding y posteriormente las utilizaban en establecimientos comerciales que permitían su uso a cambio de una comisión de hasta el 20% del importe cargado

Habían creado incluso una agencia de viajes virtual donde adquirían a través de Internet por encargo billetes de avión, tren, o estancias en hoteles

http://prensa.policia.es/manila.rar     

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un entramado que defraudó más de 1.000.000 de euros mediante el uso de tarjetas fraudulentas en establecimientos comerciales conniventes. Los arrestados elaboraban las tarjetas bancarias con datos obtenidos mediante carding y posteriormente las utilizaban en establecimientos comerciales que permitían su uso a cambio de una comisión de hasta el 20% del importe cargado. Habían creado incluso una agencia de viajes virtual donde adquirían a través de Internet por encargo billetes de avión, tren, o estancias en hoteles. Han sido detenidas 50 personas, 23 de ellas en la Comunidad de Madrid dedicadas a la clonación de las tarjetas y su posterior uso ilícito, y el resto –en Madrid, León. Barcelona, Sevilla, Albacete y Valencia- responsables de los comercios cómplices de sus actividades delictivas.

Datos procedentes de EEUU y de China obtenidos mediante carding

La investigación se inició hace un año sobre un grupo de individuos de origen nigeriano, localizados en la Comunidad de Madrid, que se estaría dedicando al uso fraudulento de tarjetas bancarias. Las copias eran elaboradas a partir de datos que obtenían mediante carding -compra de datos de tarjetas bancarias en las páginas web- o facilitados por otros compatriotas residentes en el extranjero. Los datos eran volcados a otras tarjetas físicas que utilizaban después en comercios conniventes donde los propietarios las pasaban por los datafonos, llevando a cabo operaciones ficticias y repartiendo los beneficios obtenidos: entre el 10% y el 20% para el establecimiento y el resto para los falsificadores.

Además, la organización había creado una agencia de viajes "virtual", donde realizaban compras por Internet de billetes de avión o tren, así como estancias en hoteles, empleando para ello las tarjetas cuyos datos obtenían de forma fraudulenta. El fraude detectado realizado a través de esta "agencia virtual" superaría en una primera estimación los 50.000 euros.

Cinco laboratorios de falsificación de tarjetas y documentos desmantelados

Los líderes del grupo, encargados de obtener los datos de las tarjetas y de conseguir negocios que colaborasen con ellos a la hora de su utilización fraudulenta, eran principalmente ciudadanos de nacionalidad nigeriana. Estos contactaban directamente con los proveedores de las numeraciones, procedentes de entidades bancarias de EEUU y China en su mayor parte.

Después, los falsificadores volcaban esta información en las bandas magnéticas de las tarjetas. Para ello contaban en la provincia de Madrid con cuatro laboratorios de falsificación de tarjetas y uno de documentos, que han sido desmantelados, en los que se han intervenido lectores/grabadores, ordenadores, impresoras, soportes en blanco, y gran cantidad de material para llevar a cabo las imitaciones. Uno de los arrestados disponía incluso de un "equipo portátil" que le permitía falsificar "in situ" las tarjetas con las que abonaba las estancias en los hoteles donde pernoctaba.

En el último escalón de la organización estarían los pasadores, cuyo cometido era hacer uso de las tarjetas en comercios o cajeros automáticos, y los receptadores, que daban salida en el mercado ilícito de los productos adquiridos.

Una vez identificados los miembros del grupo se logró la localización y detención de 23 personas –de nacionalidades nigeriana, dominicana, guineana, polaca, pakistaní y española-. Asimismo se registraron 13 inmuebles en Madrid (4) y en las localidades madrileñas de Parla, Fuenlabrada, Torrejón de Ardoz (3), Móstoles (3) y Azuqueca de Henares, en donde se intervinieron 12.770 euros en efectivo, 80 teléfonos, 32 tarjetas SIM, documentos falsos y objetos adquiridos de forma fraudulenta.

Establecimientos conniventes

Tras el análisis de la documentación intervenida a los falsificadores a la organización nigeriana dedicada a la falsificación y uso fraudulento de tarjetas se logró identificar diversos negocios conniventes, a través de los cuales los falsificadores "pasaban" las tarjetas falsificadas.

El fraude consumado por la organización a través del uso de los TPV o datáfonos de los comercios conniventes es de casi 1.100.000 euros, para lo que habrían utilizado unas 800 tarjetas pertenecientes a una gran diversidad de entidades bancarias situadas en el extranjero. Esta fase de la operación se ha saldado con la detención de 27 empresarios en Madrid (19), León, Barcelona, Sevilla (3), Albacete (2) y Valencia, principalmente del sector de la hostelería.

La operación ha sido realizada por investigadores de la Sección de Medios de Pago de la UDEF Central y de la Brigada Central de Crimen Organizado –adscritas a la Comisaría General de Policía Judicial-, en colaboración con agentes de las Jefaturas Superiores de Policía de Madrid, Cataluña y Valencia, y de las comisarías de Albacete, León y Guadalajara.

El Ministerio en Twitter
@interiorgob