Sala de PRENSA

Desmantelado un grupo organizado que introdujo en España más de 400 kilogramos de cocaína

Policía Nacional, Guardia Civil, Agencia Tributaria

Madrid, Alicante, 21/01/2016

No existen vídeos relacionados con la noticia.

No existen audios relacionados con la noticia.

En una operación conjunta de la Policía Nacional, la Guardia Civil y la Agencia Tributaria 

Se ha procedido a la detención de 14 personas,  a quienes se les imputan delitos contra la salud pública, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal

Los arrestados contaban con un entramado de empresas que hacía posible la importación de la droga oculta en maquinaria pesada desde Ecuador y su traslado hasta una nave situada en Madrid, donde procedían al despiece de las máquinas para la extracción de la cocaína

Se han intervenido 402 kilogramos de cocaína de gran purera con la colaboración del NCA británico, Europol y el EMPACT (European Multidisciplinary Platform against Criminal Threats)  liderado por España 

Agentes de la Policía Nacional, de la Guardia Civil y funcionarios de la Agencia Tributaria han desarticulado una organización criminal dedicada a la introducción de cocaína en nuestro país. En la operación se ha procedido al arresto de 14 personas como presuntas responsables de delitos contra la salud pública, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal. Además se han intervenido 402 kilogramos de cocaína de gran pureza que habían transportado oculta en el interior de maquinaria pesada procedente de Guayaquil (Ecuador). Se ha contado con la colaboración del NCA británico, Europol y el EMPACT (European Multidisciplinary Platform against Criminal Threats) liderado por España.

La investigación se inició a finales del mes de septiembre y su desarrollo ha permitido interceptar dos envíos de más de 200 kilogramos cada uno de cocaína. La sustancia había viajado desde Guayaquil en barco hasta el puerto de Valencia, para finalmente ser transportada en camiones hasta el Polígono Industrial Marconi de Madrid.

La organización aprovechaba el envío de maquinaria pesada para moldear plásticos, que estaba provista de un sistema de ocultamiento localizado en la puerta del cierre principal, donde tras retirar el depósito del aceite, introducían la cocaína. En este compartimiento de difícil acceso los agentes hallaron un total de 402 paquetes en forma cilíndrica y con un peso aproximado de 1100 gramos cada uno, que a su vez  contenían una sustancia blanquecina y compacta, que tras ser sometida al reactivo de narcóticos dio como resultado positivo a la cocaína.

Una vez que las máquinas llegaban al Puerto de Valencia, a través de diferentes empresas, las trasladaban hasta una nave situada en Villena (Alicante) para finalmente transportarlas en camiones hasta otra empresa situada en el Polígono Marconi de Madrid.

Dos grupos dentro de la organización

Durante las pesquisas los agentes pudieron diferenciar dos grupos delincuenciales dentro de la organización. El primero, lo constituían  las diferentes empresas pantalla o transitorias por donde pasaba la cocaína hasta su llegada a Madrid, y el segundo, lo formaban las personas encargadas de almacenarla, salvaguardarla y distribuirla.

Respecto a las empresas, unas eran las encargadas de conseguir la importación de las maquinas, otras realizaban los trámites con las navieras y finalmente las últimas se encargaban de la liberación de los contenedores del Puerto de Valencia y del transporte hasta Madrid.

A medida que fue avanzando la investigación los agentes fueron identificando los roles desempeñados por cada componente. Se identificó al líder del grupo, un madrileño de 36 años, que era el encargado de organizar la introducción de la droga a nuestro país desde Guayaquil y quien se valía del resto de investigados para  que se encargaran de asegurar itinerarios,  hacer de intermediarios con el narcotraficante del país de origen, para la extracción de los cilindros de las máquinas y para realizar funciones de vigilancia, guardia, custodia y posterior distribución de la sustancia.

Una vez obtenidos indicios suficientes se procedió a desmantelar el grupo investigado, procediendo a la detención de 15 personas, todas de nacionalidad española salvo una de origen ecuatoriano, con edades comprendidas entre los 19 y los 57 años de edad, a quienes se les imputan delitos contra la salud pública, blanqueo de capitales y pertenencia a organización criminal.

Las detenciones se produjeron de manera simultánea en sus domicilios de Madrid, Alicante y Villena interviniendo los agentes numerosa documentación, teléfonos móviles, seis vehículos (uno de ellos preparado con un doble fondo) Tras ser puestos a disposición judicial, la Autoridad Judicial competente decretó el ingreso en prisión de 13 de ellos.

NOTA: Los medios de comunicación que lo deseen podrán obtener imágenes de su llegada en el siguiente enlace:

http://prensa.policia.es/electrika.rar
 

 

El Ministerio en Twitter
@interiorgob