Sala de PRENSA

El TEDAX-NRBQ de la Policía Nacional cumple 40 años

Policía Nacional

Madrid, 10/02/2016

Estabilidad, control emocional y el afán de formación y perfeccionamiento definen a un agente TEDAX-NRBQ

La Policía Nacional fue pionera en la creación de los Técnicos en Desactivación de Artefactos Explosivos en 1975 y desde entonces, además de la encomiable actividad desarrollada en nuestro país, han colaborado en la investigación de atentados y otros incidentes en el extranjero

A lo largo sus casi 40 años de historia, 16 agentes han fallecido en acto de servicio, el primero de ellos en febrero de 1978 al desactivar un artefacto del MPAIAC en Tenerife

Esta unidad está integrada por 310 agentes formados en las dos especialidades: Explosivos y NRBQ

"Felicito expresamente al TEDAX por haber contribuido con su trabajo a la derrota de ETA: Habéis pagado un altísimo precio por esa derrota". Con estas palabras ha reconocido el director de la Policía Nacional, Ignacio Cosidó, el trabajo de los miembros de esta unidad.

El TEDAX de la Policía Nacional ha conmemorado hoy su cuarenta aniversario en un acto celebrado en el Complejo Policial de Canillas. Esta unidad fue pionera al constituir esta especialidad en 1975, cuya misión es la neutralización, desactivación e intervención de artefactos explosivos. Durante estas cuatro décadas ha ido evolucionando para estar preparado ante las nuevas amenazas globales,

Un altísimo precio para derrotar a ETA

Durante la conmemoración el director general de la Policía, Ignacio Cosidó ha felicitado a los miembros de esta unidad: "Felicito  expresamente al TEDAX por haber contribuido con su trabajo a la derrota de ETA", además, ha reconocido la importancia de su labor en la lucha contra el terrorismo y el altísimo riesgo que ésta entraña, "habéis pagado un altísimo precio por esta derrota".

310 profesionales desplegados en 28 grupos

Actualmente esta especialidad está compuesta por 310 técnicos formados en las dos especialidades: TEDAX y NRBQ. Agentes que están desplegados estratégicamente en grandes urbes por todo el territorio nacional, lo que permite ofrecer una respuesta a los riesgos de artefactos explosivos y agentes NRBQ de forma rápida y eficaz desde alguno de los 28 grupos existentes, junto a la unidad central.
En estos 40 años, han fallecido 16 agentes de esta especialidad en acto de servicio. El primero de ellos fue en febrero de 1978 al desactivar un artefacto del Movimiento Por la Autodeterminación e Independencia del Archipiélago Canario (MPAIAC) en Tenerife. Las últimas muertes fueron en julio de 1991, tres agentes fallecieron al proceder a la desactivación de un paquete bomba de ETA.

Prestigio internacional

La cualificada formación de esta especialidad de la Policía Nacional hace que sus agentes sean requeridos por las autoridades de otros países para colaborar en las investigaciones de atentados o explosiones. En 2013 especialistas del TEDAX-NRBQ participaron en la investigación de la explosión ocurrida en la sede de PEMEX en México, en la que fallecieron 37 personas. También han intervenido en la investigación del atentado cometido en abril de 2011 en una cafetería del centro de Marraketch o el atentado de Yemen en julio de 2007 en el que murieron 7 turistas españoles.

"El primer error es el último"

Los especialistas del TEDAX-NRBQ exponen su vida en cada actuación para salvar la de los demás, de hecho su lema es "El primer error es el último". Los medios de los que disponen han evolucionado enormemente desde su creación en 1975. Los técnicos desactivadores disponen desde 2004 de un robot -AUNAV- dirigido por control remoto que minimiza los riesgos y que ha sido desarrollado por la propia Dirección General de la Policía y ejecutado por una empresa española. Un robot que, desde su creación, ha ido evolucionando y adaptándose a las nuevas necesidades.

Esta unidad dispone también de diversos trajes de protección diferenciados para casos de incidentes con explosivos o NRBQ. El mono y casco de mayor protección frente a explosivos pesa alrededor de 34 kilos y protege frente a proyecciones, minimiza las presiones y es ignífugo. Frente a amenazas NRBQ, los especialistas cuentan con tres niveles de protección, el mínimo es una funda de trabajo para recogida de muestras y cuya principal misión es proteger los escenarios, no a los agentes, para no dejar restos que contaminen el lugar, y otros dos trajes de protección media y máxima para encapsularse y aislarse totalmente del medio en casos graves.

Quince meses de formación y reciclaje continuo

Para ser especialista en TEDAX-NRBQ los agentes deben superar unos duros exámenes sobre física, química, electricidad y biología, además de tests psicotécnicos y una entrevista personal. Tras estas pruebas acceden al curso de especialización, de carácter también selectivo, y en el que durante 15 meses se instruyen en materias propias de la especialidad, con un 50% de prácticas reales, ya que sólo con la experiencia y la formación continua se consigue un profesional en esta área policial.
Las cualidades de un agente TEDAX-NRBQ son la estabilidad y control emocional; el afán de formación y perfeccionamiento constante; la capacidad de concentración; observación, análisis y toma de decisiones; disciplina y plena disposición hacia el servicio, y aptitudes para el trabajo en equipo.
 

NOTA: Los medios de comunicación que lo deseen podrán obtener imágenes del TEDAX-NRBQ en el siguiente enlace:

http://prensa.policia.es/tedax.rar
 

El Ministerio en Twitter
@interiorgob