Sala de PRENSA

El ministro del Interior se ha reunido con Consuelo Ordóñez, presidenta de Covite

Ministerio del Interior

Madrid, 19/04/2018

No existen vídeos relacionados con la noticia.

No existen audios relacionados con la noticia.

Juan Ignacio Zoido ha afirmado en la reunión que la derrota de ETA es el triunfo del Estado de Derecho gracias a la incansable labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que siguen trabajando para la detención de los terroristas que aún están huidos y para el esclarecimiento de los atentados que permanecen sin  resolver

El ministro del Interior ha trasladado que compartimos con las víctimas la misma visión del final de ETA, un final en el que el triunfo del Estado de Derecho se acompañe del relato de lo ocurrido desde el punto de vista de las víctimas y de sus familias

Zoido ha subrayado en la reunión que el fin de ETA será sin contraprestación y que, en ningún caso, disolución significará impunidad

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, se ha reunido esta mañana con la presidenta del Colectivo de Víctimas del Terrorismo (Covite), Consuelo  Ordóñez, a quien ha reiterado el firme apoyo y compromiso del Gobierno para que prevalezca siempre la dignidad, justicia, memoria y la verdad de las personas que sufren la barbarie terrorista.

En la reunión, que ha durado casi dos horas, el ministro del Interior ha estado acompañado por la directora general de Apoyo a Víctimas del Terrorismo del Ministerio del Interior, Sonia Ramos, y por parte de Covite también ha asistido Irene Muñoz, responsable de esta asociación en materia internacional.

Durante el encuentro el ministro del Interior ha trasladado a Consuelo Ordóñez que la derrota de ETA es el triunfo del Estado de Derecho gracias a la incansable labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que continúan trabajando para la detención de los terroristas que aún están huidos y para el esclarecimiento de todos los atentados que permanecen sin resolver. Zoido ha subrayado que el fin de ETA será sin contraprestación y que, en ningún caso, disolución significará impunidad.

El ministro del Interior ha explicado a Consuelo Ordóñez que, aunque desaparezcan las siglas de ETA, no desaparecerán los delitos ni el inmenso sufrimiento que los terroristas han provocado. Zoido ha resaltado que no habrá atajos ni trato de favor para aquellos que han cubierto de sangre inocente la historia de nuestra democracia, ya que no se olvidará el inmenso dolor de las víctimas ni, por supuesto, la responsabilidad penal por los asesinatos.

También ha trasladado a la presidenta de Covite que el Ministerio del Interior y el Gobierno comparten con las víctimas la misma visión del final de ETA, un final en el que el triunfo del Estado de Derecho se acompañe del relato de lo ocurrido desde el punto de vista de las víctimas y de sus familias. La construcción de ese relato es la garantía de que no exista riesgo de que vuelva a ocurrir y es una exigencia para que prevalezca la memoria de quienes perdieron sus vidas, fueron heridos o han tenido que convivir con la amenaza o la extorsión de ETA y su entorno.

En esa línea, el ministro del Interior ha expresado en la reunión su apoyo y solidaridad con los guardias civiles y sus parejas agredidos en Alsasua (Navarra), cuyo juicio se está celebrando estos días en la Audiencia Nacional, así como ha elogiado la labor de Covite, que ejerce la acusación popular. También están asistiendo a este juicio la directora general de Apoyo a Víctimas del Terrorismo del Ministerio del Interior y su equipo en apoyo a los agredidos y sus familias.


 

El Ministerio en Twitter
@interiorgob