Sala de PRENSA

Una investigación de la Guardia Civil permite a la Policía Federal brasileña desarticular por primera vez una estructura del DAESH en Brasil dedicada al reclutamiento de yihadistas

Ministerio del Interior

Brasil, 18/05/2018

Lucha contra el terrorismo - Cooperación Policial Internacional

La investigación de la Guardia Civil se remonta al año 2016, cuando agentes del Servicio de Información, en su actividad cotidiana de monitorización de actividades radicales en Internet, localizaron varios grupos de usuarios que compartían contenidos próximos al yihadismo violento

Esta infraestructura de propaganda y radicalización, afín al grupo terrorista DAESH, estaba integrada por usuarios de diferentes países, entre los que se encontraban ciudadanos brasileños y fue puesto en conocimiento de las autoridades policiales de este país

Durante esta operación, la Guardia Civil ha propiciado la localización y desarticulación del, hasta ahora, primer intento conocido del grupo terrorista DAESH, de crear estructuras operativas en Sudamérica

En varias operaciones desarrolladas por agentes de la Policía Federal brasileña, bajo la dirección del Ministerio Público Federal, se han detenido a 16 personas, de entre ellas, tres menores y una mujer, por formar una organización criminal a favor del grupo terrorista DAESH, con la finalidad de reclutar yihadistas para crear una estructura y cometer atentados en Brasil.

Esta operación internacional se inició a mediados de 2016 por especialistas del Servicio de Información de la Guardia Civil al detectar que numerosos usuarios de Internet consumían propaganda próximos al yihadismo violento de las diferentes plataformas mediáticas de DAESH, como la Agencia Al AMAQ o la radio Al Bayan. Las investigaciones llevadas a cabo por las autoridades brasileñas permitieron constatar los contactos de alguno de los detenidos con simpatizantes y miembros del mencionado grupo terrorista en Siria (provincia de Idlib), Turquía, Libia y Afganistán.

Además de usar el material propagandístico al que tenían acceso para reclutar adeptos al terrorismo, principalmente entre colectivos desfavorecidos, los detenidos intercambiaban información sobre la forma de obtener visados para viajar a países de Oriente Próximo con la intención de unirse allí a algún grupo terrorista, así como manuales de "guerrilla" y sobre la fabricación de explosivos.

Entre los reclutados por la estructura ahora desmantelada se encuentran algunos individuos menores de edad así como otros en estado de especial vulnerabilidad por presentar algún tipo de trastorno mental.

El DAESH en Sudamérica

Durante esta operación, la Guardia Civil ha propiciado la localización y desarticulación del, hasta ahora, primer intento conocido del grupo terrorista DAESH, de crear estructuras operativas en Sudamérica, lo que pone de relieve la necesidad de mantener la cooperación internacional en la lucha contra el terrorismo, sobre todo en Internet, su medio de comunicación "predilecto".

Especialmente relevante ha sido esta operación, que se ha desarrollado en tres fases, al obtenerse evidencias y elementos que identificaban escenarios vulnerables para la comisión de posibles acciones armadas en espacios públicos durante la celebración de eventos deportivos y festivos. Hoy el Ministerio Público ha acusado a 11 de los 16 detenidos, dándose la circunstancia de que uno de ellos ya se encontraba en prisión por delito de homicidio.

El uso de la propaganda, a través de Internet y de plataformas para dispositivos móviles, por parte de los diferentes grupos terroristas, constituye una de sus principales fortalezas tanto para la difusión de su ideario radical como para la captación de nuevos adeptos y para publicitar sus acciones.

Ante la situación de pérdida de territorio y potencial material, humano y financiero que el grupo terrorista afronta sobre el terreno en Siria e Irak, su estrategia de difusión de propaganda y captación de nuevos adeptos supone una de sus principales fortalezas, desarrollada de forma muy importante a través de Internet y las diferentes plataformas y redes sociales.

La información obtenida por las autoridades brasileñas servirá igualmente para que los agentes del Servicio de Información de la Guardia Civil sigan desarrollando su labor de "ciberpatrullaje", abriendo nuevas líneas de investigación.

Desde la elevación al nivel 4 de Alerta Antiterrorista el pasado 26 de junio de 2015, la Guardia Civil ha potenciado todas las investigaciones relacionadas con este tipo de estructuras de propaganda, captación y financiación, especialmente en el ámbito del ciberespacio y con especial importancia en aquellas conexiones entre residentes en España y otras personas encuadrados en grupos terroristas en el exterior.

El Ministerio en Twitter
@interiorgob