Sala de PRENSA

La Policía Nacional desarticula un grupo delictivo dedicado al cultivo indoor de marihuana para su exportación al extranjero

Policía Nacional

Blanes (Gerona), Tordera (Barcelona), 22/10/2018

En las localidades de Blanes (Gerona) y Tordera (Barcelona)

Durante la operación han sido detenidas siete personas, tres imputadas, cuatro plantaciones desmanteladas y 170 kilogramos de marihuana intervenidas en los siete registros practicados, además de otros 90 kilos intervenidos por la Policía Nacional de Francia

El grupo tenía contacto directo con traficantes de otros países, principalmente de Francia y Alemania, que acudían a recoger la sustancia para trasladarla a sus lugares de origen donde el precio se multiplicaba

Agentes de la Policía Nacional han detenido a siete personas como presuntos autores de delitos contra la salud pública, pertenencia a organización criminal, blanqueo de capitales y defraudación del fluido eléctrico. Los arrestados conformaban un grupo delictivo dedicado al cultivo indoor de marihuana para su posterior exportación a diferentes países europeos. En el marco de esta operación, también han sido imputadas otras tres personas y se han intervenido un total de 170 kilogramos de marihuana en los siete registros realizados.

Cultivos indoor de marihuana

La investigación sobre este grupo, afincado en las localidades de Blanes (Gerona) y Tordera (Barcelona), se inició en 2017 cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de varias personas dedicadas al tráfico de drogas.

Tras varias gestiones, los agentes constataron que los detenidos se dedicaban a gestionar cultivos de marihuana tipo indoor, normalmente en viviendas ocupadas o alquiladas para este fin, donde se establecían unas instalaciones perfectamente equipadas con lámparas halógenas de gran potencia para suministrar el calor suficiente a las plantas. También contaban con transformadores y ventiladores para regenerar el aire del interior, aparatos de aire acondicionado para disminuir el calor de la estancia y extractores para sacar el aire al exterior.

El grupo tenía contacto directo con otros traficantes de Francia y Alemania quienes, una vez que la sustancia era recolectada y empaquetada, acudían a recogerla para su traslado hasta sus países donde el precio de la marihuana se multiplicaba.

Los principales investigados controlaban varios cultivos, utilizando para ello personas de nacionalidad extranjera con carencias económicas. Los responsables pagaban el alquiler de la vivienda y en ella vivían los guardadores del cultivo, a quienes les entregaban semanalmente pequeñas cantidades de dinero.

Investigación desarrollada en varias fases

La investigación ha sido llevada a cabo en varias fases. En junio de 2017, y con la  colaboración con la Policía Nacional de Francia, se intervino un total de 90 kilogramos de marihuana en Marsella cuando varios ciudadanos franceses, tras contactar con los investigados españoles, introdujeron en territorio galo el estupefaciente.

En el pasado mes de abril fueron interceptados 110 kilogramos de marihuana ocultos en un cilindro metálico que se encontraba dentro de una furgoneta con matrícula alemana. El conductor fue detenido en el término municipal de La Junquera cuando intentaba abandonar España.

En esta última fase, y tras varios meses de investigaciones, fueron realizados siete registros domiciliarios – 5 en Tordera (Barcelona) y 2 en Blanes (Girona)- en los que se desmantelaron cuatro cultivos indoor de marihuana e incautaron 60 kilogramos de estupefaciente.

NOTA: Los medios de comunicación que lo deseen podrán obtener imágenes en el siguiente enlace:

http://prensa.policia.es/esparta.rar

El Ministerio en Twitter
@interiorgob