Sala de PRENSA

La Policía Nacional detiene a tres fugitivos que habían cometido graves delitos contra las personas en Alemania, Reino Unido y Venezuela

Policía Nacional

Madrid, 17/12/2018

Los arrestados son de nacionalidad serbia, británica y venezolana y fueron detenidos en Barcelona, Benidorm y Madrid.

Uno de ellos cumplió pena de prisión por dos violaciones y ha sido detenido al volver a intentarlo con una mujer que consiguió librarse gracias a la intervención de un vecino.

Al hombre detenido en Madrid se le acusa de haber matado en marzo a un supervisor de la Policía Nacional Bolivariana de Venezuela y a su pareja.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres ciudadanos extranjeros huidos de la justicia de sus respectivos países y que se encontraban en distintos puntos del territorio español. Las detenciones se han llevado a cabo en tres operaciones distintas en Barcelona, Benidorm y Madrid.

Fue el pasado 30 de noviembre cuando se iniciaron las gestiones para localizar a un ciudadano serbio que había intentado violar a una mujer en la ciudad alemana de Stolberg. Las investigaciones mostraron que, tras cruzar Bélgica y Francia durante su huida, podría encontrarse en Barcelona. El permanente contacto entre los investigadores alemanes y la Policía Nacional permitió averiguar que el sospechoso podría encontrarse en la cafetería de un céntrico hotel de la ciudad condal. Los agentes se desplazaron de forma inmediata hasta el lugar y detectaron la presencia del individuo en las inmediaciones del hotel, por lo que procedieron a su detención.

Se trata de un ciudadano serbio nacido en 1980 y al que no le constaba ningún antecedente policial en España. Tenía en vigor una Orden Europea de Detención y Entrega por el suceso de Stolberg, en el que trató de violar a una mujer en el momento en el que accedía a su vivienda. Previamente la había perseguido, empujado violentamente y amenazado de muerte si gritaba y consiguió huir del lugar cuando un vecino acudió en su ayuda.

El detenido es un peligroso agresor sexual que, entre 2016 y agosto de 2018, permaneció en una prisión austriaca por otras dos violaciones. Tras ser repatriado a Serbia, se fugó a Alemania, donde se mantuvo hasta el intento de violación por el que ha sido arrestado.

A uno de los detenidos se le acusa de matar a dos personas

En la tarde de ese mismo día, la Policía Nacional detuvo a un segundo fugitivo. En esta ocasión se trataba de un ciudadano británico que se encontraba alojado en un camping de la localidad alicantina de Benidorm. Tenía una Orden de Detención Europea por una agresión en la que un hombre acabó gravemente herido. Los hechos ocurrieron durante la noche del 11 de julio de 2018 en la ciudad inglesa de Stainforth. Nueve personas, algunas de ellas armadas con cuchillos, atacaron el establecimiento en el que se encontraba el hombre que resultó herido. Las cámaras de seguridad permitieron la identificación del detenido a quien no le constaban antecedentes policiales en España.

En el día posterior a estas dos detenciones, la Policía Nacional procedió en Madrid a la detención de un ciudadano venezolano que tenía en vigor una Orden Internacional de Detención por delito de asesinato. El hecho delictivo se produjo en marzo de este año, cuando el detenido y otras personas acabaron presuntamente con la vida de un supervisor de la Policía Nacional Bolivariana y la de su pareja, a quienes dispararon en varias ocasiones en la ciudad de Caracas. A este tercer detenido tampoco le constaban antecedentes policiales en España.

El Ministerio en Twitter
@interiorgob