Sala de PRENSA

Preguntas y respuestas sobre el Reglamento de Armas

Ministerio del Interior

Madrid, 13/02/2019

¿Cuándo se decide una reforma integral del Reglamento de Armas?

En mayo de 2017 fue aprobada la Directiva (UE) 2017/853 del Parlamento Europeo y del Consejo sobre el control de la adquisición y tenencia de armas, una norma europea de imperativa trasposición a nuestro ordenamiento.

El cumplimiento de la obligación de tener que trasponer la Directiva se quiso aprovechar para reformar varios aspectos del Reglamento de Armas demandados por el sector y que se consideraban necesarios para adaptar su contenido a la realidad social, así como para modernizar la gestión administrativa.

El proceso abierto fue tutelado por la Secretaría General Técnica del Ministerio del Interior y por la Intervención Central de Armas y Explosivos de la Guardia Civil, manteniéndose reuniones de trabajo con una amplia diversidad de sectores deportivos, industriales, comerciales y asociativos, con los que se alcanzaron varios acuerdos y compromisos para su incorporación al nuevo Reglamento.

¿Qué dispone la Directiva UE 2017/853?

La Directiva (UE) 2017/853 materializa la respuesta de la UE a diversos atentados terroristas cometidos en Europa en los que se usaron armas de gran potencia de fuego, citándose expresamente los del semanario Charlie Hebdo o Sala Bataclán en París  o los de Copenhague.  De esta forma, sus disposiciones principales van dirigidas a dificultar las posibilidades de tenencia de armas de fuego por parte de elementos terroristas y a evitar su desvío al mercado ilícito para el crimen organizado.

A diferencia de otros estados miembros, para España la obligación de trasponer su contenido no ha supuesto la adopción de grandes reformas, puesto que la mayoría de sus disposiciones ya están recogidas en nuestra legislación y normativa. Puede decirse, en cierto modo, que el modelo español ha sido una referencia clave para la Directiva, poniendo de manifiesto la eficacia y equilibrio de un marco regulatorio que permite el uso y tenencia de armas sin renunciar a su control y a las obligaciones que exige el mantenimiento de la seguridad pública.

¿Cómo afectó la Directiva al proceso de reforma del Reglamento?

Al final de la primavera de 2018, en el Ministerio del Interior se toma la decisión de articular el proceso de modificación y reforma del Reglamento de Armas en dos fases diferenciadas y consecutivas.

A la vista de las obligaciones derivadas de la Directiva, en una primera fase se elaboraría un reglamento con el único propósito de trasponer la Directiva a nuestro ordenamiento jurídico, tratando de observar los plazos temporales impuestos en la misma.

Por otro lado, se pudo constatar que la incorporación de las modificaciones demandadas por los sectores afectados, así como las cuestiones dirigidas a mejorar la gestión administrativa que desarrollan las Intervenciones de Armas y Explosivos de la Guarda Civil, precisaba de un amplio consenso que exigía la consideración de una segunda fase de reforma.

Esta decisión de reforma en dos fases fue comunicada a los representantes de las distintas asociaciones afectadas, subrayándose que los acuerdos alcanzados no se rechazaban, sino que su reconocimiento quedaba diferido a una fase posterior, sin urgencias ni apremios, que se retomaría tras la trasposición de la Directiva.

Hay que añadir a este respecto que el proyecto por el que se traspone la Directiva al ordenamiento español, dada la finalidad que persigue la misma, no supone cambios significativos en ninguno de los sectores relacionados con el régimen de adquisición, tenencia y uso de armas contenido en el Reglamento de Armas.

¿En qué momento se encuentra el procedimiento de reforma?

Tratándose de una materia eminentemente técnica, el cambio de titular en el Ministerio del Interior no ha supuesto ningún cambio en el procedimiento de modificación del Reglamento, más allá de los tiempos de ajuste que puede haber originado la sustitución de algunos cargos administrativos.

De este modo, el pasado día 7 de febrero finalizó el periodo de información pública abierto para la presentación de alegaciones al borrador del texto reglamentario que pretende la trasposición de la Directiva. Tras la contestación que haya de darse a las alegaciones, se continuará la tramitación orgánica de dicho reglamento.

En consonancia con el escenario expuesto, una vez que la trasposición de la Directiva esté en vigor, se retomará la elaboración del nuevo Reglamento de Armas en el que se acogerán los compromisos alcanzados con los sectores afectados, se incluirán cuestiones dirigidas a mejorar la gestión administrativa y se buscarán los más amplios consensos en la regulación de esta materia.

¿Qué importancia se le da al uso de las armas?

La Constitución establece en su artículo 149.1.26 que el régimen de producción, comercio, tenencia y uso de armas es una competencia exclusiva del Estado.

No es infrecuente, mirando el derecho comparado, que los diferentes textos constitucionales hagan alusiones concretas a esta materia, la cual, posteriormente, presenta en cada ordenamiento jurídico escenarios regulatorios muy diversos.

Como ejemplo paradigmático, muy distante de los modelos español y europeo, se puede citar la Constitución de los Estados Unidos, que a través de su Segunda Enmienda protege el derecho del pueblo estadounidense a poseer y portar armas, configurando así, como es conocido, uno de los modelos con menores limitaciones para adquirir y portar armas de fuego.

¿Cómo regulamos el uso y tenencia de armas y explosivos?

En materia de armas y explosivos, España cuenta con un régimen basado en el control y la supervisión, un régimen que ha demostrado ser eficaz, y que está en consonancia con el de los principales países europeos, que han adoptado como propias muchas disposiciones implantadas en nuestro país.

De esta forma, el Reglamento de Armas es la norma por la cual la Administración del Estado establece los requisitos y condiciones para la fabricación, comercio, tenencia y uso de armas, estableciendo las medidas de control que se consideran necesarias para el desarrollo de tales actividades.

De acuerdo con lo dispuesto en la Ley Orgánica de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, la Guardia Civil es la institución encargada, de manera exclusiva y en todo el territorio nacional, de verificar, supervisar y exigir el cumplimiento de las prescripciones que establece el Reglamento para el uso y tenencia de armas.

¿Cómo se ha ido adaptando el régimen sobre uso de armas?

El vigente Reglamento de Armas lleva en vigor más de 25 años, siendo aprobado por el Real Decreto 137/1993.

En este periodo de tiempo, los 171 artículos y el extenso Anexo del Reglamento han registrado cuatro modificaciones puntuales, tres de las cuales tuvieron un alcance mínimo; sólo es digna de mencionar la producida mediante el Real Decreto 976/2011,  que afectó, de manera parcial o total, a 18 artículos del Reglamento. 

En este lógico y necesario proceso de adaptación a los cambios y hábitos sociales, hay que destacar el papel desempeñado por la Comisión Interministerial Permanente de Armas y Explosivos (CIPAE), órgano colegiado consultivo de carácter permanente dependiente del Ministerio del Interior cuya función principal es la interpretación de la reglamentación vigente en materia de armas y explosivos y promover su actualización permanente.

A veces la importante labor adaptativa de la CIPAE no ha sido suficiente para acomodar la letra del Reglamento a la realidad social y a las garantías de protección y seguridad que el Ministerio de Interior debe proporcionar a los ciudadanos. De esta forma, ante la evidencia de la peligrosidad potencial que podría presentar el mal uso de algunas "nuevas armas", el Ministerio del Interior dictó las siguientes órdenes regulatorias:

  • Orden INT/2860/2012, sobre armas lúdico-deportivas (paintball y airsoft)
  • Orden INT/2202/2014, sobre réplicas de armas de fuego antiguas.
  • Orden INT 1008/2017, sobre pistolas y revólveres detonadores.
El Ministerio en Twitter
@interiorgob