Archivo General y Sistema de ARCHIVOS

Archivo General

Historia

1. Creación y dependencia orgánica

Su origen se remonta al año 1832, cuando, en el Real Decreto de 9 de noviembre que da la forma y atribuciones que ha de tener la Secretaría del Despacho de Estado del Fomento general del Reino, se hace referencia a que en su Plantilla de Personal se dota la plaza de un Oficial Archivero, con 24.000 reales de sueldo, y de "…. los Subalternos que fueran necesarios en el Archivo…". A partir de entonces, en todas las disposiciones del siglo XIX referentes a la organización del Ministerio del Interior o de Gobernación, desgajado del de Fomento, se refleja el interés por los documentos emanados por sus unidades.

 El verdadero artífice del nuevo Ministerio y gestor del Archivo fue Francisco Javier de Burgos, nombrado Secretario de Estado y del Despacho de Fomento el 21 de octubre de 1833, que establece la "Planta y arreglo de la Secretaría del Ministerio del Interior", destacando que "habrá un archivero con carácter de Primer Oficial, y tres de éstos, uno de la clase de los segundos y dos de la de terceros" (Real Decreto de 9 de abril de 1835, capítulo 1º, art. 4º).

En las sucesivas reorganizaciones ministeriales (Reales Decretos de 14 de mayo de 1852, 10 de julio de 1853 y 1854), el Archivo aparece integrado en la Sección Central de la Subsecretaría, y se refuerzan sus funciones. Efectivamente, en el Real Decreto de 9 de septiembre de 1854 queda patente el interés por el Archivo del Departamento, puesto que para terminar "con el estado de desesperación a que reducidos tenía a los españoles la prodigalidad de la Administración", se reforma la planta del Ministerio, suprimiendo las plazas de Subdirectores y otras, pero se refuerza el Archivo "en la forma que la experiencia ha acreditado como mejor...".

2. Personal

En las plantillas del año 1836 aparece al frente del Archivo D. Manuel Zaragoza, "Oficial Archivero con grado, antigüedad y sueldo de Oficial 1º de la Clase de los primeros". En 1839 aparece con la consideración de Jefe de Sección, hasta 1840, en que deja su puesto. En los años siguientes, las plantillas aluden a "Oficiales Archiveros" y "Oficiales con honores de Archiveros". En 1855 aparece el título de "Archivero" atribuido a D. Inocente de Eraña, que lo ostenta hasta el año 1869. Le sucedieron Manuel Ureta y, en 1871, Indalecio Martínez Alcubilla. Atanasio Palacio Valdés dirigió el Archivo hasta 1888: era hermano menor de Armando Palacio Valdés, escritor, abogado e ingeniero militar y del Cuerpo Facultativo. Había sido Gobernador Civil de Orense.

3. Cuerpo Facultativo de Archiveros

La Ley de 30 de junio de 1894 dispone que el Archivo del Ministerio de la Gobernación esté servido por el Cuerpo Facultativo de Archiveros, creado en 1858, incorporación que se lleva a efecto por Real Decreto de 9 de julio del mismo año. Desde mediados de siglo estaba establecido que "todos los papeles de carácter administrativo de las Secretarías de Despacho... se remitirán al Archivo General Central... cuando el trascurso del tiempo los haga inútiles para la instrucción de los negocios" (Real Decreto de 17 de julio de 1858).

Posteriormente, los sucesivos Reglamentos de Régimen Interior del Ministerio de la Gobernación integran al Archivo General en la Secretaría General (1874, 1875 y 1889) y en la Subsecretaría (1889, 1897 y 1898).

Durante todo el siglo XIX se mantuvo pues el interés por la conservación de los expedientes administrativos, tal y como queda reflejado en la continua alusión al Archivo en la normativa de carácter organizativo.

En 1895 el Archivo contaba con siete funcionarios, al año siguiente se redujo a seis, a cuatro en 1897, a dos en1935 y un solo funcionario del Cuerpo Facultativo de Archiveros hasta 1981. Pasaron quince años hasta que, en 1996, dicho Cuerpo volvió a encargarse de la dirección del Archivo.
 

4. Archivo Especial

En 1901 el Archivo General del Ministerio había sido clasificado como Archivo Especial (Real Decreto de 22 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento para Régimen y Gobierno de los Archivos del Estado), señalando que la dirección técnica corresponde ".... a sus Jefes, con sujeción a las reglas dictadas por la Junta Facultativa del Cuerpo; y la dirección administrativa conforme a las que dicten los Jefes del Departamento...".

La gestión de la Dirección General de Archivos y Bibliotecas (creada en 1938) y de la Junta Central de Archivos, Bibliotecas y Museos de España (en 1939) incidieron en el Archivo del Ministerio. En 1947 queda sujeto a lo preceptuado en el Decreto de Ordenación de Archivos del Tesoro histórico documental, en cuanto a organización, personal y gestión se refiere.

En 1960 pasa a depender de la Secretaría General Técnica del Ministerio (creada por Decreto 1841/1960, de 21 de septiembre). En la actualidad, está adscrito a la Subdirección General de Asociaciones, Archivos y Documentación (Real Decreto 400/2012, de 17 de febrero, por el que se desarrolla la estructura orgánica básica del Ministerio del Interior, BOE núm. 42, de 18 de febrero. Corrección de errores en BOE núm. 88, de 12 de abril).
 

5. Sedes del Archivo General

 Fachada principal del actual edificio del Ministerio del Interior, sobre proyecto de los arquitectos Manuel Ruiz de la Prada y José García Mesa, 1927 (AGMIR)

El Archivo General estuvo en un principio instalado en el edificio que el Ministerio de la Gobernación ocupaba en la c/ Torija, donde había tenido su sede el Consejo Supremo de la Inquisición hasta 1834.

A mediados de octubre de 1847 se trasladó a la Puerta del Sol, en el inmueble que, en 1768, había erigido Carlos III para la Casa de Correos y que durante el régimen de Franco ocuparía la Dirección General de Seguridad. En el edificio de la Puerta del Sol, el Archivo ocupaba nueve salas, en el ángulo de la plaza con la calle del Correo. En el ángulo diagonalmente opuesto, conocido como la Bodega, ocupaba otras tres salas, cuyas estanterías eran de madera de pino de mala calidad. Las instalaciones eran pésimas e insuficientes y el hacinamiento dificultaba la circulación. Además, todos los inviernos el Archivo se inundaba durante varias semanas con más de medio metro de agua, lo que causaba pérdidas continuas de documentos. Varios camiones de papel con documentos fueron entregados a la Sociedad Papelera Madrileña, lo que supuso un ingreso para la Habilitación del Ministerio de 350 pesetas.

En 1907, siendo Ministro D. Juan de la Cierva, se acometió una gran obra de acondicionamiento de las instalaciones, abriéndose más acometidas a las cloacas de la Puerta del Sol y huecos para aireación en los sótanos, y cubriendo el suelo hasta entonces de tierra movediza con una gruesa capa de cemento y mosaico. El Ministerio se mantuvo en ese edificio hasta el comienzo de la Guerra Civil y los locales del Archivo se destinaron, entre otros fines, a la oficina de Automóviles Oficiales, Inspección de Servicios de Orden Público, Inspección Nacional de Milicias de la U.G.T., Centro de recuperación de objetos sustraídos y Depósito de detenidos gubernativos. En 1939 su estado era de total abandono y se habían producido enormes pérdidas de documentación, vendida como pasta de papel.

En 1932 y 1933 se elaboraron varios proyectos de construcción de nuevos edificios como sede del Ministerio en los terrenos del Hipódromo. Y, después de la guerra civil, en el solar del Cuartel de la Montaña.

Durante el periodo de la Guerra Civil (1936-1939), el Ministerio radicó primero en Salamanca, al constituirse la Junta Técnica, pasando a Valladolid cuando se creó el Gobierno General, y a Burgos cuando se reorganizaron los Departamentos Ministeriales; allí ocupó el edificio de la Diputación Provincial.

En octubre de 1939 volvió a instalarse el Ministerio en Madrid, en su actual sede de la c/ Amador de los Ríos. Cuando, tras dos años y medio de ausencia, el Archivero Sr. Fabié se hace de nuevo cargo del Archivo, los locales se encontraban en un lamentable estado de abandono y los fondos documentales habían sufrido graves mermas, debido al mal trato y a las sacas efectuadas para la elaboración de pasta de papel. Los sótanos del Archivo todavía se utilizaban como depósito de presos y detenidos. A principios de 1940, siendo Ministro D. Ramón Serrano Súñer, se trasladó el Archivo de Burgos al edificio actual, ocupando las tres naves de la planta baja que, en forma de U, sin paredes, puertas ni pavimento, rodeaban al patio de entrada, lugar de paso en cuyo suelo se amontonaban los documentos. Dichos locales han sido objeto de sucesivas obras de remodelación, quedando el espacio del Archivo en la sede central reducido a la mitad de la nave izquierda.

 

BIBLIOGRAFÍA

GARIJO AYESTARÁN, Mª José. El Ministerio de la Gobernación. Madrid, 1977.

Guía de los Archivos estatales españoles. Madrid, 1977.

Guía de los Archivos de Madrid. Archivos de la Administración Pública. Madrid, 1952.

Guía del Ministerio de la Gobernación. Imprenta Real, 1836.

Guía del Ministerio de la Gobernación. Madrid, Ministerio de la Gobernación, Secretaría General Técnica, 1962

Guía histórica y Descriptiva de los Archivos, Bibliotecas y Museos Arqueológicos de España, bajo la dirección de D. Francisco Rodríguez Marín. Madrid, 1916.

SERRA NAVARRO, Pilar. Guía del Archivo Central. Ministerio del Interior. Madrid: Ministerio de Cultura, 1981.
 


Descargas

Enlaces Externos